¿Cómo fue la recta final al día de la presentación de tu tesis? ¿Cómo te sentiste?

Pues de las más estresantes que recuerdo… primero había que preparar la presentación adecuada con las palabras oportunas sin dejar de ser yo misma para poder sentirme cómoda en ello. Ésto no era fácil, puesto que el tono de la lectura y defensa de la tesis es muy formal y mi personalidad suele ser mucho más desenfadada. Esta fue una parte muy importante y tuve muchísima ayuda de mi director. Después de ésto, ensayar y ensayar y ensayar. Aquí tuve muchísima ayuda de mi gente más cercana, a la cual le tocó escucharme muchas veces para poder criticar mis fallos y poderlos corregir. En esta etapa, pase por todos los estados de ánimo, ilusión, miedo, tristeza, nervios… ¡todos! Fue como una montaña rusa.

¿Qué has aprendido de esta maratón académica?

He aprendido mucho en cuanto a investigación y en cuanto al tema de mi estudio evidentemente. Pero lo más valioso para mí ha sido el aprendizaje a nivel personal; me he conocido mucho más a mí misma, he visto mejor mis limitaciones y mis capacidades. Me ha hecho sentirme orgullosa de lo que he conseguido y ha supuesto un crecimiento personal muy importante para mí.

Háblanos de tu Tesis y sus conclusiones…

Lo que más me interesaba saber es si los factores externos a la persona mayor influían en la existencia de las caídas, pude confirmar que sí. Que además de los suelos, distribución del mobiliario y la iluminación entre otras muchas cosas, influye la organización del personal. Estas son cosas fácilmente modificables, por lo que creo que es una línea interesante de trabajo. Hemos concluido que existe dicha influencia, pero es una línea de trabajo en la que hay que hacer un zoom para poder determinar de manera más detallada cuáles son los factores, y qué combinación de los mismos, culpables de que existan caídas. De esta manera podríamos prevenirlas y mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

¿Qué recomendaciones tienes para las madres que como tú has dedicado tanto tiempo a la investigación? ¿Alguna recomendación para la conciliación profesional y personal? -Que conste que esta pregunta también se la podríamos haber hecho a un hombre –

Pues no sé deciros, a mí me ha costado muchísimo hacerlo y de hecho no siento que haya sido capaz de conciliarlo. He tenido la sensación de no estar en la vida de mis hijos ni de mi familia ni de mis amigos, he estado encerrada en un lugar de trabajo fuera de casa en los momentos que no tenía que estar trabajando, hasta que no tomé la decisión de hacerlo, no avancé realmente en la tesis.

Emocionalmente ha sido muy duro, me he sentido muy culpable por la sobrecarga extra que ha tenido mi familia, en especial mi marido, con respecto al cuidado de los niños entre otras muchas cosas. La tesis en casa era una más, mis hijos han notado mucho mi ausencia y fueron felices el día que lo acabé, ¡muy felices! cada uno lo demostró a su manera, sin saber ni siquiera lo que era la tesis pero sabían que era algo que me privaba de estar con ellos.

¿Cómo abordáis los fisioterapeutas ese miedo tan natural a las caídas?

Mi opinión es que hace años, la relación de la fisioterapia con las caídas era tratar las consecuencias de las mismas. Pero en la actualidad se trabaja mucho en la prevención, al igual que sucede en todas las áreas sanitarias. Siempre defiendo que hay que realizar un trabajo interdisciplinar con el paciente, y que esa es la clave del éxito ya que cada profesional sanitario va a poder hacer unas aportaciones muy valiosas. En el caso de las caídas, la fisioterapia incide mucho más en aspectos intrínsecos de la persona como puede ser trabajar el equilibrio, el fortalecimiento muscular y la postura entre otras cosas, de todo esto existen numerosos estudios que demuestran el éxito frente a las mismas.

¿Cómo motivar a personas que nunca hicieron el más mínimo deporte a que acudan a las sesiones de fisioterapia que ofrecen las Residencias de Mayores?

Bajo mi punto de vista no tiene mucho que ver, ya que en fisioterapia se hacen muchísimas cosas además de ejercicios. En las Residencias las personas mayores acuden a fisioterapia porque el equipo multidisciplinar lo estima oportuno para trabajar unos objetivos que previamente han establecido. Es un tratamiento que se aplica a esa persona, que le hará mejorar su situación y que, por lo tanto, esa será la mejor motivación.

Existe la creencia de que la fisioterapia dirigida a la población geriátrica no es una tarea nada satisfactoria porque según se piensa los beneficios apenas se ven ¿Qué te parece?

Es cierto que existe esa creencia, pero en mi opinión no es cierta. Cada persona obtiene satisfacción de una manera, creo que las personas mayores tienen muchas cosas que aportar y trabajar con ellos es algo que puede ser y es muy reconfortante. A nivel de recuperación de lesiones, es cierto que hay una recuperación más lenta, pero tambien se obtienen resultados muy buenos con una buena implicación por parte de ambos y un trabajo bien hecho.

¿Qué te parecen las máquinas habilitadas en los parques para que los Mayores hagan ejercicios?

Me parecen bien, no las enfoco dentro de la rehabilitación sino dentro de un envejecimiento activo y saludable, algo que siempre es muy positivo y que defiendo sinceramente.

Por cierto, sabemos que también te licenciaste en Terapia Ocupacional. ¿Qué fue primero? ¿Qué es lo que más te satisface de cada vocación?

Primero estudié fisioterapia y después hice, en dos años más, terapia ocupacional. Es una profesión muy desconocida pero a mí me enamoró rápidamente, me encantó estudiarla.

No sé distinguir qué es lo que más me satisface de cada profesión, lo veo como una sola. Siempre digo que al estudiarla, sentí que tenía un amplio abanico de herramientas para trabajar con un paciente desde que aparece la patología o lesión hasta que se vuelve a insertar en su vida cotidiana, con los cambios que esa lesión o patología haya podido provocar y realizando las adaptaciones necesarias. Gracias a ambas profesiones, puedo acompañar a ese paciente durante todo el camino de la rehabilitación. Me cambió la visión del paciente al acabar ambas carreras, intento abordar a las personas de una manera holística. De hecho, mi tesis la hice gracias a esa visión, hay muchos estudios sobre cómo influyen los factores intrínsecos de las personas en las caídas, pero muchísimos menos de cómo influyen los factores externos.. .que son mucho más fácilmente modificables. Esta visión me la dio haber estudiado terapia ocupacional.

Te ofrecemos esta última parte de la entrevista para los agradecimientos. ¡Adelante!

Ufff… esa parte ocupa cinco páginas en mi tesis… imposible resumirla en unas líneas, no fui capaz de hacerlo entonces y no estoy siendo capaz ahora. Recuerdo esa parte de mi tesis y me emociono…, y ¡cómo lloré al escribirla!

Una de las cosas que a mí más me importa y me reconforta en mi vida es sentirme querida, puedo decir que así me sentí, y mucho. Tuve a mi lado a muchas personas, cada una a su manera, y todas y cada una de ellas fueron y son imprescindibles para mí. Creo que se lo he hecho saber a cada una e ellas y les estaré eternamente agradecida. Sería injusto nombrar aquí a unos sí y otros no.

Sara Cerrolaza Tudanca, es profesora de Facultad de Ciencias de la Salud en UAX (Universidad Alfonso X, el Sabio) y graduada en Fisioterapia y Terapia Ocupacional.

No Hay Más Artículos