Buen día doctor, ¿lo suyo con la geriatría fue vocación temprana o ya tardía? ¿Recuerda sus primeros años de ejercicio profesional en este ámbito? ¿Ha cambiado mucho la geriatría desde entonces?  Pónganos algún ejemplo… ¿y usted en qué ha cambiado?

La geriatría fue una vocación temprana puesto que viví siempre con  abuelos, y en el entorno donde crecí los niños no eran fáciles de encontrar, siempre ancianos amigos con los que entable estrechas relaciones.  Esto hizo que cuando se dio la oportunidad para estudiar geriatría me sintiera bastante cómodo que no ha cambiado desde hace ya 28 años.  La geriatría inicialmente como toda disciplina joven, no tenía un soporte conceptual adecuado y tenía que echar mano de otras disciplinas, como psicología, medicina, enfermería para formar un cuerpo teórico y práctica. El avance tanto de la gerontología como la geriatría en los últimos años ha sido una prueba de la vitalidad de la disciplina para antender ancianos. 

¿Qué es lo que más le gusta de la geriatría? ¿Y de la gestión en la geriatría? ¿Se puede ser un buen cínico y un buen gestor?

Lo que más me gusta de la geriatría es que nunca te deja de sorprender las respuestas que hacen los ancianos durante las charlas, entrevistas y  seguimientos que se les hace; siempre hay un dejo de sabiduría, cinismo, cariño e indiferencia al mismo tiempo. ¿Como lo hacen? De la gestión en geriatría es ver la cara de agradecimiento de la familia después de sortear momentos de dificultad con una salida exitosa.  Creo que un buen clínicio y un buen gestor va de la mano de ser un buen geriatra pues tienes que resolver cada vez las dos cosas, situación que no es frecuente en otras disciplinas… ha visto a usted un ortopedista hablar con la trabajadora social del hospital para reubicar un anciano posterior a una fractura de cadera?

¿Qué importancia tiene la formación continua en su profesión? ¿De qué experiencias o países ha aprendido más?

Si algo se mueve a pasos agigantados es la investigación en geriatría y gerontología que obliga a mantener una actualización constante, ya pasaron las épocas en que las indicaciones para ancianos era una continuación del manejo de adultos.  Siempre las reuniones y congresos internacionales me ha permitido establecer un estrecho contacto con otros grupos de geriatras y gerontólogos que han enriquecido de manera notable mi quehacer cotidiano en el trabajo con ancianos.

¿Ya pasaron por su consulta personas de su entorno más cercano? ¿Cómo es esta experiencia? 

Siempre que he manejado gente de mi entorno cercano (padre, madre, tias o tíos) he tenido dificultades en algún momento, puesto que siempre terminas siendo ese sobrino o hijo  que perdió religión en la secundaria  y que era  un verdadero problema cuando empezó a fumar marihuana.  Tu formación se estrella contra tu biografía secreta, conocida de manera íntima por ellos.

“Yo quiero morir en mi casa, sin medicamentos que me prolonguen la vida”, Pepe Valencia

¿Considera que existe edadismo entre los profesionales de la salud? 

Edadismo o senilismo es la constante, solamente observe como se desarrolla un control de medicina interna de un diabético anciano vs. el control de geriatría del mismo anciano.  Las “necesidades no identificadas”  enloquecen a los geriatras.

¿Alguna vez sufrió el edadismo? ¿Lo ha vivido en su entorno? 

Senilismo está en el aire, vea los estereotipos que se manejan en los comerciales y es claro que todos lo vivimos.

¿Quiénes han sido sus referentes de una buena vejez? 

Buena vejez, algunas de mis pacientes  octogenarias con paraclínicos que generan la mas abyecta de las envidias, u otros que quisieras colocar su fotografía en la puerta del consultorio.

Nos podría recomendar alguna película o libro para entender el proceso de envejecer. 

En libros  Viejo de  Adriano González y en películas  Elsa & Fred de Marcos Carnevale.

¿En qué está trabajando en estos momentos? 

Trabajo en osteosarcopenia, caídas recurrentes, epigenéntica y envejecimiento, movilidad al envjeecer, eventos adversos en la infancia y medicación potencialmente inapropiada. 

¿Qué noticia le gustaría que diésemos en un futuro próximo en un medio como Qmayor Magazine?

Descubierta la vacuna para indiferencia de muchos hijos con sus familiares ancianos. 

J. FERNANDO GOMEZ MONTES. Nacido en Belalcàzar (Caldas). Médico de la Universidad de Caldas. Internista -Geriatra de la misma Universidad de la cual es profesor desde abril de 1992. Ha sido Jefe de Educación Médica, Coordinador de la Oficina de Acreditación de Medicina, Director Acreditación General Universidad de Caldas. Director Programa de Medicina. Jefe Sección Científica Hospital Geriátrico San Isidro. Presidente Comité Latinoamericano de la IAGG COMLAT (International Association of Gerontology and Geriatrics 2007-2011).

“Mentalmente me siento mejor que cuando tenía 50 años”, Ismael Mielgo

No Hay Más Artículos