Andrés Castrillo López nos demuestra que ser jubilado y emprendedor no es incompatible. Charlamos con él para conocer su día a día y derribar algunos mitos asociados a la etapa de la jubilación.

¿Qué hace un jubilado en un coworking como Wayco?

Un Jubilado hace lo mismo que cualquier otra persona. La verdad es que disfruto al estar rodeado de gente joven que me trata igual que al resto. Saco información de éllos cuando necesito aclaraciones informáticas y pienso que podían sacar más de mi experiencia. Espero que en el futuro cambie.

¿Qué te aporta estar rodeado de tanto emprendedor?

Me aporta alegría, me aporta belleza, me aporta ideas, me aporta vida.

¿Has sentido algún tipo de discriminación por edad en un entorno en el que creemos que prima la juventud?

En absoluto. Al contrario me tratan, creo que igual que al resto. Yo estoy acostumbrado a ceder el paso en el ascensor a las mujeres y ellas se empeñan en cedérmelo a mi. Por una parte me parece bien, me ven porque lo soy, mayor y es lógico que me cedan el paso, pero para un mayor la mujer siempre tiene preferencia.

¿Qué te dicen la gente de tu generación cuando les comentas a qué te dedicas en la actualidad?

Lo encuentran raro en un principio. Cuando pasa el tiempo me envidian, pero he de decir que aún no he conseguido que ningún amigo siga mis pasos. Pienso que si eres activo, el tener un lugar independiente de tu casa es fundamental ya que los que se apoltronan en su sillón acaban “ muriendo “ antes de hora.

¿Cómo desde el urbanismo se planifica el futuro de las ciudades si éstas, como las personas, cambian constantemente?

La diferencia entre la personas que cambian constantemente sus modas, pienso en los pantalones rotos por la rodilla, y las ciudades está en que, en el primer caso, cuando una moda desaparece o bien regalas la pieza, la das o la almacenas en tu armario, la quitas de la circulación sin problemas. Las ciudades, que naturalmente deben adaptarse a los cambios, si no aciertas con la solución de futuro pasan muchos años y los actuales habitantes y los futuros, las sufren. Las “cagadas “ urbanísticas son para toda la vida. Por ello, es necesario que cualquier cambio urbanístico se compare y se conozca cómo ha funcionado en otras ciudades. Las grandes casas de moda de masas tienen una serie de ciudades donde por experiencia saben que se adelantan a las otras en la moda y de ahí salió la ruptura de los pantalones, las medias bajo los pantalones cortos, los zapatos con plataforma, etc. Por su interés, tienen especialistas en adelantarse a las modas. Los políticos debían de tener especialistas en Urbanismo que conozcan su ciudad y conozcan lo que pasa en el mundo y no  “iluminados” que porque van en bicicleta quieren llenarnos de carriles bici.

¿Qué papel deben tener los mayores en la ciudad y qué puede hacer el urbanismo para luchar contra el aislamiento de este colectivo y la soledad asociada, que por otra parte les enferma?

Los mayores en las ciudades deben exigir su cuota de participación, su cuota de preferencia, sus derechos. Quien tiene más derecho ¿un mayor que necesita ir al médico con un taxi y que este le deje a la puerta del la consulta o un motorista que impide con su aparcamiento que ello se cumpla? Quién tiene más derecho ¿un mayor que va paseando por una calle, ve escaparates y compra o un turista que en bici no pasea, no compra y no respeta las señales ni las aceras?

El buen Urbanismo puede hacer mucho para que las personas mayores disfruten y vivan la ciudad. El crear centros de reunión de tipo cultural es fundamental. Naturalmente si la universidad está en un barrio extremo no es lo mismo que si está en zonas céntricas y por ello es muy importante el Urbanismo y sus consecuencias malas por desgracia son para toda la vida.

Incomprensiblemente los partidos políticos miran el futuro pero olvidan a una serie de personas los mayores de 65 años que son más del 40% del electorado.

No hay conciencia de que las personas mayores no sólo enferman, son ciudadanos, con los mismos derechos que el resto. Cuando los mayores se den cuenta de su importancia real, las cosas cambiarán.

¿Qué te parecen los centros para mayores tal y como están planteados en la actualidad? ¿Los visitas? ¿Cómo ves su futuro?

Los centros para mayores deben existir pero son una minoría. El que puede, aún estando solo, quiere vivir en su casa. Los he visitado, son hoteles pero creo falta actividad surgida de ese colectivo.

Creo que el futuro de una sociedad cada vez más desarraigada familiarmente pasa por los centros de locales independientes con los elementos comunes necesarios.

¿Qué es para ti el envejecimiento activo?

Dicen que soy un ejemplo de mayor activo. Lo primero que aconsejo es no encerrarse en casa. Leer todos los días las noticias a través de Internet. Escribir artículos de aquello que domines para conocimiento de la gente. Acudir a los eventos que puedas como conciertos, exposiciones, tesis doctorales. Andar unos siete kilómetros diarios. Bailar si encuentras gente que te admita de pareja. Jugar al bridge que es un juego de cartas olímpico que te hace activar las neuronas. Practicar algún deporte no sedentario. Ser amable con la gente. Disfrutar de la vida.

¡Tomamos nota!  Claro que eres todo un ejemplo 🙂 Muchas gracias Andrés. QM.

Disfruta de artículos como este visitando la sección ENTREVISTAS