Todo comenzó durante mi etapa universitaria de la licenciatura en derecho, justo cuando llevé la materia optativa de “Taller de elaboración de Tesis”. Desde luego que antes de cursarla sabía que me gustaría que mi investigación se encaminara a los Derechos Humanos, sin embargo no tenía un tema determinado.

Empecé a discernir y recordar aquellos eventos que se relacionaban con la materia y me di cuenta que más que un tema, es una realidad a la que no se le brinda la trascendencia que requiere. Por esta razón decidí investigar sobre las personas mayores. Y así realizar la Tesis de nombre “Análisis de los Derechos de las Personas Adultas Mayores en el Estado de San Luis Potosí”.

Comienzo del tiempo – Un homenaje a todos los abuelos de México

De esta forma, comencé a investigar en profundidad sobre el tema del envejecimiento, lo cual me permitió identificar los principales derechos de las personas mayores y demostrar que, evidentemente, el tema no se aborda y mucho menos se materializa como el de los demás grupos toda vez que nos enfrentamos a un fenómeno demográfico que caracterizará cada vez más a la entidad.

Este asunto trae consigo una serie de problemáticas a la hora de hacer valer los derechos de las personas mayores, en ciertos derechos, como el de la salud por ejemplo la falta de especialistas. Posteriormente, realicé talleres para las personas adultas mayores respecto a la “difusión de sus derechos” y “prevención de la violencia”, dando como resultado que el derecho más vulnerado es el de la salud.

Resulta urgente difundir la legislación en la sociedad, debido a que solo así se exigirá el cumplimiento cabal de la misma por parte de las personas mayores y la sociedad en general.

Las personas mayores siguen con metas y sueños, con la capacidad y ánimo de realizarlos.

No fue fácil el camino, me encontré con muchos obstáculos para poder indagar y saber la brecha tan grande que existe en la aplicación de la legislación. Tal como el desconocimiento de la misma en la sociedad. Desde luego, fue un proyecto con una variedad de sentimientos de los cuales agradezco a las personas mayores por la confianza brindada, el cariño y, sobre todo, el testimonio de vida.

Todas las personas mayores siguen con metas y sueños, con la capacidad y ánimo de realizarlos. No seamos quienes les frenemos, al contrario, aportemos nuestro granito de amor y motivación. No olvidemos que si las circunstancias de vida lo permiten llegaremos hacer una de ellas. Aún queda tanto por indagar, difundir, crear y practicar. No obstante, la pasión por temas del envejecimiento es colosal, recuerden que nos compete a todas y todos como sociedad. No esperemos que la bomba del tiempo nos llegue, actuemos HOY.

Rosa Jazmín González Moreno, Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, México.