Los problemas del corazón, como el colesterol alto, presión arterial alta y la enfermedad cardiovascular a menudo surgen cuando tu corazón se ajusta al envejecimiento. ¿Las buenas noticias? Se puede hacer mucho para controlar y, a veces revertir estas condiciones, haciendo cambios en tu estilo de vida. Aquí te contamos 10 cosas creativas que puedes hacer y no sólo ayudará a tu condición, además te dará más energía para que puedas sentirte mejor y vivir más tiempo.

1 Busca un entrenador personal

Tu corazón es un músculo y necesita de tu ejercicio o  de lo contrario crecerá blando y flácido. Los primeros pasos en el ejercicio – especialmente si no estás en forma en este momento – pueden ser exigentes tanto mental como físicamente.

En primer lugar, habla con tu médico para obtener las directrices específicas y conoce la cantidad de ejercicio que debes hacer y cómo reconocer los signos de agotamiento.

A continuación, encuentra un gimnasio que cuente con entrenadores personales. El entrenador te puede ayudar a asegurarte de que tus esfuerzos van a tener resultados, y que estás haciendo los ejercicios correctamente, sin perjudicar a tu salud.

2 Busca un dietista o nutricionista

Probablemente sólo necesites una o dos consultas con un dietista para aprender mucho acerca de lo que estás comiendo, lo que debes comer y por qué. Para sacar el máximo provecho de tu visita, lleva dos o tres días de registros de alimentos contigo. Un registro de alimentos es simplemente un registro de todo lo que comes o bebes en un día, las veces que comías o bebías y las cantidades. Esto ayudará a que el nutricionista elabore un programa nutricional a medida para tu vida.

3 Destierra a tus alimentos enemigos

Todos tenemos alimentos enemigos. Tal vez los tuyos son galletas, helados, patatas fritas o dulces. Si no puedes evitar la tentación, destierra estos artículos de tu casa, tu coche y evita pasar por las zonas del supermercado donde se encuentras. ¡Nos te dejes caer en la tentación! Y huye de su consumo regular. Amén.

4 Relájate un poco

El estrés constriñe los vasos sanguíneos, y esto hace que sea más difícil para el corazón bombear la sangre a través de tu cuerpo. Relájate, deja que los acontecimientos del día ocurran y considera aprender a controlarte a través de la respiración. Cuando algo te moleste, trata de mantener una imagen en tu mente: Pregúntate, ¿me puede el estrés desencadenar un problema en cinco años?

5 Sonríe

Sonreir tiene todo tipo de beneficios para tu cuerpo. En realidad puedes engañar a tu cuerpo y mente en ser feliz con una sonrisa. Prueba a poner una sonrisa en tu cara mientras estás de pie en una larga fila o cuando tus hijos te piden por sexta vez en la semana si puedes quedarte con los niños: te sorprenderá el cambio. Practica con una sonrisa cada vez que miras tu reloj. ¡Esto añadirá cientos de sonrisas a tu día!

6 Aprende a cocinar

¿Alguna vez te has enamorado de la cocina de los restaurantes? Puedes pedir uno de los 70 platos que ofrece su menú y unos minutos después la comida llega a tu mesa, caliente y deliciosa. Es como un milagro. Y el nombre de este milagro es la grasa. Los restaurantes utilizan grasas y mantequilla para cubrir y freir los ingredientes. Al aprender a cocinar y comer en casa, puedes controlar de tu alimentación. Utiliza ingredientes frescos y acude a algunas clases de cocina.

7 Supervisa y apunta

Mantener la información importante en la punta de tu dedo puede ayudar a tus médicos a planificar la mejor la atención médica que necesitas.

Controla tu presión sanguínea semanal, guarda los resultados de la prueba en una carpeta de fácil acceso.

Comprueba tu colesterol cada pocos meses.

Mantén un registro de tu información médica.

Preocúpate por conocer qué medicamentos estás tomando, quiénes son sus médicos y cuáles son sus objetivos con los tratamientos.

8 Toma tus medicinas

Si el médico te ha recetado un medicamento, tómalo. Averigua lo que necesitas hacer para vivir 100% por ciento compatible con las indicaciones del médico. Esto significa tomar tus medicamentos en el momento adecuado y siguiendo las sugerencias. Hay algunos medicamentos en el mercado realmente excelentes que han ayudado a millones de personas a evitar ataques cardíacos y otros problemas.

9 Cultiva tus relaciones

A las personas con alteraciones de salud les va mejor si tienen fuertes relaciones sociales. Tu pareja, amigos o miembros de la familia pueden estar allí para ayudarte a superar los retos, hacer cambios de estilo de vida y esto te ayudará si estás enfermo/a.

También se ha demostrado que tener una estrecha relación puede ayudar a reducir el estrés y mejorar la curación. Por lo tanto, permítete vivir una segunda luna de miel, ir en un viaje de pesca con amigos o tener un día de spa con alguien que te importa.

10 Celebra la vida

La vida es buena. Celebrar el progreso te hará crear una vida más saludable, en lugar de quedar atrapado/a en las rutinas y los surcos que corroen tus días. Cultivar el tiempo para las actividades placenteras puede mejorar la salud de tu corazón.