Creando el dormitorio ideal según el Feng Shui

El feng shui, el antiguo arte chino de organizar espacios de vida, se basa en muchos de los mismos principios que las terapias alternativas como la acupuntura. El objetivo del feng shui es maximizar el flujo de «qi» (energía o fuerza vital) en el medio ambiente para la máxima seguridad y productividad.

Pensar acerca de cómo organizar y usar tu habitación es especialmente importante. Es donde duermes, y una cantidad adecuada de descanso de calidad es vital para la salud y el bienestar.

Si compartes tu casa con tu pareja, ten en cuenta que se cree que una habitación con buen feng shui fortalece el vínculo entre una pareja y atrae el amor. Entonces, en aras de un mejor sueño y un impulso a tu relación, considera estos consejos para mejorar el feng shui en tu habitación.

Empieza con tu cama

La ubicación ideal de la cama te permite ver la puerta del dormitorio mientras estás en la cama sin estar directamente enfrente o alineada con ella. Según el feng shui, tener una vista de la puerta desde la cama sin estar demasiado cerca de ella da una sensación de seguridad y es propicio para la relajación y el sueño.

El pie de la cama tampoco debe apuntar hacia la puerta. Esto se conoce como la posición de «ataúd» y coloca la cama en la ruta principal del tráfico. Si esto no se puede evitar, un estribo, un banco alto o una mesa al pie de la cama pueden actuar como amortiguadores siempre que no bloqueen la vista de la puerta.

El cabecero de la cama debe estar contra una pared, pero no debajo de una ventana que pueda permitir que el qi fluya hacia afuera y cause un sueño inquieto.

Es mejor no colocar una cama debajo de una viga estructural o decorativa o ventilador de techo, ya que esto no es bueno ni para la salud física ni para las relaciones.

Si mover tu cama no es una opción, los practicantes de feng shui a veces recomiendan colgar una flauta de bambú (un objeto especial de feng shui) de la viga o ventilador para compensar los efectos. Si hay dos personas durmiendo en la cama, debe haber un espacio igual a ambos lados para que cada persona pueda entrar y salir de la cama fácilmente.

Ocultar la electrónica y equipos de ejercicio

Se cree que los televisores, los ordenadores, el equipo para hacer ejercicio o un espacio de trabajo en la habitación distraen del descanso, simbolizan la vigilia y consumen energía. Si no tienes otra opción, oculta los elementos lo mejor que puedas. Coloca el televisor en un armario o cúbrelo cuidadosamente con un paño, por ejemplo, o tapa la vista de esa bicicleta estática o escritorio.

Despejar el desorden

Según el feng shui, el desorden es más que una molesta monstruosidad. Puede bloquear el flujo de qi, perturbar el sueño y, en general, evitar que las cosas en tu vida avancen.

La limpieza cuenta donde no se puede ver también. No uses el espacio debajo de tu cama para guardar trastos, mantén el interior de tu armario ordenado y elimina la ropa que no usas periódicamente. Cierra la puerta del armario por la noche.

Mantén el interior de los cajones organizado y no apiles libros encima de tu mesita de noche o tocador.

Reubicar espejos

Según el feng shui, si no duermes bien, un espejo en tu habitación podría ser el culpable. Se cree que los espejos rebotan energía alrededor del dormitorio, lo que puede provocar inquietud y aumentar las preocupaciones.

Para el Feng Shui es especialmente importante no colgar un espejo en la pared frente a tu cama.

Piensa bien en las imágenes

Cualquier imagen que cuelgue en las paredes de tu habitación debe ser inspiradora, constructiva o relajante. Uno de los mejores lugares para colgar una imagen de este tipo es en la pared opuesta a su cama para que lo veas primero cuando te despiertes y lo último antes de apagar las luces para ir a dormir.

No pongas imágenes tristes o perturbadoras en tu habitación, ni pinturas o fotografías que muestren a una sola persona: esto simboliza la soledad.
También es mejor evitar las imágenes en las que un lago, cascada o río es el tema dominante. En otras partes de la casa, el agua simboliza el dinero, pero en el dormitorio, puede promover pérdidas financieras o de relación.

Dos, de todo

En general, trata de tener dos de todo lo que puedas. Las parejas deben tener dos (idealmente) mesas de noche idénticas (una a cada lado de la cama), por ejemplo. Los óvalos y círculos, ya sea la forma de tu mesita de noche o el tipo de accesorios que selecciones, son mejores que los muebles y accesorios con esquinas o bordes afilados.

2 Piezas de Campanas Feng Shui

Comprar en Amazon por 9,99€

Colores relajantes 

Según el feng shui, los colores cálidos que recuerdan los tonos de la piel, como la crema, el melocotón, el beige, el amarillo, el coral, el bronceado o el cacao, son ideales en las paredes de los dormitorios porque se cree que son relajantes.

Los azules claros, los verdes y las lavandas se consideran relajantes y propicios para dormir. Pero se cree que demasiados colores fríos, como grises, azules o blancos claros, interfieren con la relajación. Apunta a un equilibrio de tonos de piel cálidos al 50 por ciento y azules, verdes o lavandas fríos al 50 por ciento.

En resumen, si quieres crear una habitación que siga las reglas del feng shui, elige una ubicación de cama donde puedas ver la puerta, esconder el desorden, deshacerte de los espejos, elegir obras de arte relajantes, tener dos de todo, y elegir colores de pintura relajantes.

No Hay Más Artículos