No existe una prueba única que determine si una persona tiene la enfermedad de Alzheimer. El diagnóstico se realiza a través de una evaluación completa que examina los síntomas y considera todas las causas posibles.

Un estudio de la Universidad de Liverpool publicado en Neuropsychology examinó pinceladas de obras de artistas famosos y reveló que potencialmente pueden detectar a través de ellas trastornos neurodegenerativos.

El equipo de investigación examinó 2.092 pinturas de todas las carreras de siete artistas famosos. Los participantes experimentaron envejecimiento normal y trastornos neurodegenerativos.

La enfermedad de Parkinson atormentó a los artistas Salvador Dali y Norval Morrisseau. Mientras tanto, James Brooks y Willem De Kooning tenían la enfermedad de Alzheimer y tres pintores, Marc Chagall, Pablo Picasso y Claude Monet, no tenían trastornos neurodegenerativos.

El equipo examinó sus pinceladas y aplicó un método de matemáticas no tradicionales, generalmente aplicado para identificar patrones geométricos, que se conoce como análisis “Fractal“.

El arte ha sido adoptado por los psicólogos desde hace mucho tiempo como un método eficaz para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen trastornos cognitivos. Los investigadores construyeron sobre esta tradición deshaciendo la ‘letra’ del artista a través del análisis de su conexión individual con el pincel y la pintura. Este proceso ofrece el potencial para la detección de problemas neurológicos emergentes.

El equipo de investigadores espera que su innovación pueda abrir nuevas direcciones de investigación que ayudarán a diagnosticar la enfermedad neurológica en las primeras etapas.

Fuente:

  1. Forsythe A, Williams T, Reilly RG. What paint can tell us: A fractal analysis of neurological changes in seven artists. Neuropsychology. 2016.