Donald Trump se siente como un hombre de la mitad de su edad, y Hillary Clinton está “absolutamente encantada” de que el tema de su edad no haya sido un problema durante sus campañas presidenciales.

Ambos candidatos respondieron a AARP para la edición de octubre y esto el asunto edatario parece que es lo único en lo que están de acuerdo.

Trump, de 70 años, y Clinton, de 68 años ha coincido en que ese dato, ya irrelevante. Es un cambio fundamental en las opiniones que los estadounidenses tienen hacia el envejecimiento.

Trump, el candidato republicano a la presidencia, se jactó de lo joven que se siente, haciéndose eco de lo que dijo el Dr. Mehmet Oz, durante una entrevista la semana pasada en la que dijo cuando se mira en el espejo ve a un hombre la mitad de su edad.

Fiel a su estilo bronco e irónico, la respuesta de Trump también incluyó un golpe a la candidata demócrata, quien recientemente, durante la campaña decidió tomarse unos días libres para recuperarse de un ataque de neumonía. Así decía: ”Sí. Muchos estadounidenses están viviendo más años, de manera más saludable y de una vida satisfactoria. Me siento como si estuviera 35 y es que en campaña el aguante y la energía son muy importantes. Así también de una actitud positiva y de alegría“.

Durante su entrevista, Clinton expresó su deleite en el tema de la edad de ser un relativamente no factor de este ciclo. “La gente puede discutir sobre nuestras políticas, nuestras experiencias, pero creo que va a demostrar que lo que estamos viendo suceder es que si usted toma el cuidado de sí mismo, si no puede pagar una buena atención médica y conseguirlo, se puede vivir una vida plena y vida productiva mucho más tiempo que las personas de generaciones anteriores lo hicieron “.

“Eso es lo que quiero para todo el mundo. Quiero que todos se sientan que están en su mejor momento y que son capaces de continuar haciendo una contribución a la sociedad y disfrutar de la vida de la mejor manera posible “, continuó. “Así que aprecio el énfasis en la sanidad y el bienestar, y eso es algo que yo quiero tratar de promover en la Casa Blanca y que la gente de edad avanzada, no sólo a las personas más jóvenes, poner atención a realmente aprovechar las oportunidades y hacer más. Así que estoy emocionada por lo que veo como una oportunidad real para nosotros rompiendo las barreras que la edad ha planteado históricamente y para ayudar realmente a la gente a centrarse en cómo pueden estar sanos durante el mayor tiempo posible”.