Com se ha demostrado en cientos de investigaciones, hacer deporte regularmente puede ayudar a prolongar la vida y evitar o retrasar algunas enfermedades o discapacidades.

Hay personas mayores aficionadas al deporte y luego están otras, los y las atletas que baten récords y derriban el estigma de la vejez como una época desgraciada.

La serie de fotografías que hoy presentamos son autoría del gran fotógrafo de Vermont, Elliot Burg. Son imágenes muy poderosas en blanco y negro, titulada “Senior Athletes”.

En 2015, Burg se jubiló de su profesión pero recuperó la pasión por la fotografía, a pleno rendimiento. El autor de esta serie de fotografías admira a todos los atletas por “trascender los límites de la edad” y sobre todo, porque sus vidas son un material inspirador para personas de todo el mundo.

Para ver el resto de las fotos, te recomendamos visitar su página web: elliotburgphoto.squarespace.com.

La Fundación Española de Corazón nos hace las siguientes recomendaciones:

  • Caminar entre 30 minutos y una hora diaria. Si la persona mayor no puede hacerlo seguido, puede parar y retomar la actividad tras un descanso cuantas veces resulte necesario.
  • Usar ropa y calzado cómodos. El calzado debe sujetar bien para conseguir mayor estabilidad y evitar las caídas.
  • El Tai-Chi favorece el equilibrio, la flexibilidad y el sistema cardiovascular, mientras que la gimnasia de mantenimiento tiene similares propiedades. Otros deportes como natación, petanca o ciclismo son también adecuados.
  • Calentar suavemente los músculos durante cinco minutos antes de cada sesión. Caminar despacio y estirarse son buenas actividades de calentamiento. Cuando se termine el ejercicio, también conviene un periodo de enfriamiento con más estiramientos.