¿Recordáis el ensayo de Carol Hanisch, “Lo personal es político” (1969)? Hoy la traemos a esta palestra para posicionarnos una vez más, en contra de la discriminación por razón de edad. Como medio de comunicación nos lo tomamos muy personal y consideramos lo político en esta materia, como una reivindicación en la que debemos posicionarnos sujetando la pancarta. En primera fila. Ni afiliados, ni simpatizantes, simplemente ciudadanos en contra del edadismo.

Por ello, denunciamos cuatro casos clarísimos discriminatorios -seguro que hay muchos otros y os invitamos a que nos los comuniquéis al correo: hola@qmayor.com- en los que de manera sutil se hacen comentarios que os invitamos a reflexionar. Empezamos.

1. Allá por 2008, Esperanza Aguirre (Partido Popular) aparcaba en el Carril Bus de la Gran Vía madrileña “huyendo” de los los agentes de movilidad y recurría al término de “sexagenaria” con una intención clara y muy ladina.

Parece como si en España no hubiera problemas más importantes que la multa a una sexagenaria con su coche particular, como si no existiera Eguiguren, como si no existiera el desafío independentista de Cataluña o los casi seis millones de parados”.

¿Por qué hace referencia a su edad? ¿Quiere dar pena? ¿Estáis de acuerdo con nosotros?

2. En 2016, Carolina Bescansa, diputada del grupo Unidos – Podemos decía lo siguiente: “Si en España sólo votase la gente menor de 45 años, Pablo Iglesias ya sería presidente del Gobierno”.

Si tuviéramos la oportunidad nos gustaría que nos respondiese algunas preguntitas. ¿Será que no deberían votar los mayores de 45? ¿Están equivocados aquellos que no votaron al líder de su propio partido político?…

3. En 2017, Susana Díaz se rodeó de líderes históricos del PSOE como Felipe González, Alfonso Guerra, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero… en la presentación de su candidatura a la presidencia del Gobierno. Y a esa imagen se ha referido Pedro Sánchez (candidato también en las primarias internas del partido) en su discurso. “¿Sabéis qué pensé cuándo la veía? Que con 35 años menos, esos compañeros estarían hoy aquí luchando por el Partido Socialista”.

No podemos leer el pensamiento de este Pedro pero podemos adivinarlo y nos aterra estos prejuicios frente al envejecimiento y el paso de los años. ¿Estáis de acuerdo?

4. La última estrella invitada, Rita Maestre, Teniente Alcalde de Madrid por Ahora Podemos que el pasado mes de junio se cubría de gloria defendiendo a Manuela Carmena (su jefa) y su viaje de avión en Business a un Congreso en Canadá. Atentos a sus palabras: “En situaciones excepcionales, por ejemplo largos viajes o que se trate de una persona que, a diferencia de otras, tiene una edad avanzada como es Manuela Carmena (…) se puede viajar sin ningún problema en primera clase”. ¿Qué le decimos a esta señorita? Se nos ocurren tantas cosas…

Quizá penséis que se nos ve demasiado el plumero (aunque no nos casamos con ningún grupo político) y nuestras opiniones (no sólo datos) hacia estos representantes en referencia a las cuestiones de edad sean latentes. Es verdad, nos desquician los prejuicios relativos a la edad. Para eso somos intransigentes y únicos. La batalla hay que darla cada día y sabemos que contamos con vuestro aliento y aprobación. Muchas gracias, de nuevo.

Terminamos re-“interpretando” y citando a la periodista Ana Pastor‏ @_anapastor_ con su mítica frase: “Estos son los datos, también nuestras opiniones y vuestras las conclusiones”

¡Queremos saber vuestras opiniones!

¿Nos las comentáis abajo? 😉

La discriminación por edad, también conocida por el término inglés ageism, que a su vez ha sido traducido al español por la Comisión Europea como «edaísmo» y por Salvarezza como «viejismo» y otros dicen gerontofobia, edadismo, etarismo, es la estereotipificación y discriminación contra personas o colectivos por motivo de edad. Engloba una serie de creencias, normas y valores que justifican la discriminación de las personas según su edad.

El término ageism fue acuñado en 1968 por el gerontólogo y psiquiatra Robert Butler para referirse a la discriminación contra las personas mayores y basándose en los términos sexismo y racismo.

El edadismo tiene que ser visibilizado y denunciado. No podemos permitir que nos discriminen por el hecho de cumplir años

No Hay Más Artículos