¿Os acordáis? “La arruga es bella”  fue la célebre frase que usó el diseñador español Adolfo Domínguez para enamorar al mercado español con su material favorito, el lino y su capacidad de presentarse fresco y casual. 

Pues pasado unas décadas de aquella campaña, volvemos a enamorarnos con la nueva. La firma de moda gallega Adolfo Domínguez ha lanzado una de sus campañas más directas y más en sintonía con nuestra visión (y nuestra apuesta firme por reivindicar lo viejo como adjetivo con valor), con la que anima a sus clientes a ‘ser más viejos’. ¿Se habrán inspirado en la filosofía del #GerontoActivimo?

Con esta iniciativa la marca reivindica su esencia como firma de moda de autor, postulándose a favor de la sostenibilidad de lo duradero y el estilo frente al fast fashion.

La campaña ha sido creada por la agencia CHINA, y su concepto se basa en la defensa de la sabiduría que aporta la vejez, especialmente en un mundo en el que solo importa lo último, lo nuevo y lo que acaba de salir.

En esta ocasión llama a la sociedad a reflexionar sobre la importancia de la elección a la hora de comprar, con un predominio del estilo y la calidad frente a lo efímero.

  • Anunciante: Adolfo Domínguez
  • Agencia: CHINA
  • Marca: Adolfo Domínguez
  • Sector: Textil, calzado y moda
  • Contacto del cliente: Mario Ávila, Adriana Domínguez
  • Equipo creativo de la agencia: Rafa Antón y Miguel Angel Duo
  • Equipo de cuentas: Belén Sánchez
  • Equipo creativo del anunciante: Mario Ávila
  • Fotógrafo: Carlos Arjiz
  • Pieza: Gráficas
  • Título: #semasviejo

sé más viejo - adolfo domínguez

Dicen que el mundo es de los jóvenes.
Solo importa lo último, lo nuevo,
lo que acaba de salir.

Pero los viejos saben cosas.
Los viejos han visto.

Y saben que no todo lo nuevo
es necesariamente mejor.

Saben que lo que hoy está de moda,
mañana puede ser solo un mal recuerdo.

Que es mejor tener cuatro camisas buenas en el armario
que una nueva cada mes viajando
del armario al cajón.

Que hay algo absurdo en comprar algo
y no usarlo.

Que no hay que comprar más,
sino elegir mejor.

En Adolfo Dominguez
nos gusta escuchar a los viejos.

En realidad,
todos deberíamos serlo más a menudo.

Adolfo Domínguez, nació en 1950 en Ourense, España. Sus padres tenían un taller de sastrería por lo que Adolfo creció rodeado de telas y costuras.