Para muchos hombres, mantener un rostro recién afeitado proporciona un sentido de dignidad innegable pero cuando pierden su destreza con la edad o la enfermedad, puede llegar a ser imposible para ellos afeitarse, confiando esta tarea a sus cuidadores. 

El problema es que las maquinillas de afeitar no están diseñadas para usarse en otra persona - hasta ahora.



El nuevo TREO de Gillette es la primera maquinilla de afeitar diseñada para los cuidadores para aquellos hombres que no pueden afeitarse. Se maneja como un pincel, por lo que es más fácil para los usuarios a dar un afeitado cuidadoso. La hoja requiere menos agua, útil porque muchos hombres mayores se afeitan alejados del cuarto de baño. Y el mango extraible incluye un gel perfumado, haciendo del TREO un paquete de afeitado independiente.

"Está claro cuando ves a los cuidadores cuidando de los hombres en esta condición que la dignidad es una parte enorme de ella", dijo Matt Hodgson, ingeniero principal del proyecto. El precio y la disponibilidad todavía no se han anunciado; Por ahora Gillette está trabajando con socios selectos para refinar la idea. 

Aprovechamos la ocasión para darte algunos consejos sobre manera correcta de afeitar a una persona en situación de dependencia.

Algunas rutinas son más adecuadas para minimizar las lesiones cutáneas, reducir la incomodidad de la piel, quitar el pelo lo más cerca posible de la piel y prevenir la consiguiente irritación y lesiones.

Estos son algunos pasos básicos que se deben tener en cuenta al afeitarse:

Prepara la piel para el afeitado lavando la cara con agua caliente. Ésto no sólo elimina la suciedad y algunos microbios de la superficie de la piel, también suaviza la piel. Por lo tanto, se recomienda el afeitado después de una ducha de agua caliente o una toalla caliente como compresa después del lavado con agua fría.

Aplica una espuma de afeitado adecuada en el área y extiéndela a fondo con una brocha. Ciertas espumas de afeitar están hechas especialmente para pieles sensibles. Algunos hombres prefieren un gel de afeitar que puede ser preferible en personas de la tercera edad, donde hay sequedad relacionada con la edad de la piel.

Utiliza siempre cuchillas afiladas o una máquina de afeitar eléctrica de buena calidad. Esto reduce la necesidad de fuerza excesiva sobre la piel durante el afeitado y previene cortes y raspado en la piel. Las cuchillas de afeitar deben cambiarse regularmente y las afeitadoras eléctricas deben usarse siempre con la carga completa o cercana a ella.

Enjuague la piel con agua fría después de afeitarse para eliminar cualquier remanente de pelo afeitado de la piel. Una solución antiséptica después del afeitado es útil en la destrucción de las bacterias en la piel y la prevención de infecciones. Sin embargo, estas soluciones tienden a secar la piel excesivamente. Por lo tanto, un bálsamo para después del afeitado puede ser la mejor opción.

Sigamos avanzando para dar calidez a los años, igual que la otorga cuando acariciamos una piel suavecita.