El día en que llegaste a este mundo también puede predecir tus posibilidades de desarrollar enfermedades como el asma o enfermedades del corazón.

Esa es la conclusión del equipo de científicos del estudio que determinan si el riesgo en la vida de una persona de padecer  una enfermedad está relacionada con su mes de nacimiento. “La astrología presta mucha atención al mes de nacimiento, y es algo que hace mucho daño a este tipo de investigaciones, ya que no hay evidencias científicas que la soporten”, explica el doctor Nicholas Tatonnetti, investigador del Centro Médico de la Universidad de Columbia. Pero lo que él estudia, asegura, nada tiene que ver con los astros: “La estacionalidad es un indicador de factores ambientales variables que pueden estar presentes en el momento del nacimiento, y estamos aprendiendo cada vez más sobre el importante papel que el ambiente, y la interacción de éste con los genes, cumple en nuestro desarrollo. Esta podría ser una forma de empezar a entrever esos efectos”. 

Los investigadores utilizaron datos de salud electrónicos del Columbia University Medical Center en Nueva York, que incluyó 1,749,400 individuos nacidos entre los años 1900 y 2000. Ellos extraen el mes de nacimiento de los individuos, así como la lista de condiciones médicas con las que fueron diagnosticados en su vida. 

Encontraron que 55 enfermedades se relacionaron de manera significativa al mes de nacimiento. Los bebés que nacen de septiembre a noviembre se encontraban en mayor riesgo de desarrollar la más amplia variedad de enfermedades. El estudio muestra que los bebés que nacen en el otoño, tienen una mayor probabilidad de desarrollar TDAH, infecciones virales y enfermedades respiratorias como el asma. 

Por otro lado, los bebés nacidos en invierno, de enero a marzo, son mucho más propensos a desarrollar una enfermedad cardíaca que los bebés nacidos en otros meses. Curiosamente, los resultados indicaron que los bebés nacidos en otoño en realidad estaban protegidos contra las enfermedades del corazón.

Si tu cumpleaños cae en algún lugar entre mayo y agosto, asegúrate de brindar por tu buena salud; eso es porque tu mes de nacimiento no se correlaciona con un mayor riesgo para cualquier enfermedad.

Disease-Map

En total, los investigadores identificaron 16 enfermedades que nunca fueron antes asociadas con el mes de nacimiento, y también confirmaron los resultados de estudios anteriores. 

Buscando la conexión

Tattonetti no sabe a qué se debe esto exactamente. En su estudio insinúa que podría deberse a una menor exposición a la vitamina Dentre los fetos que se desarollan en invierno, pero, en cualquier caso, cree que se trata de una relación mecanicista, que debe ser estudiada en futuras investigaciones. Estadísticamente, como han comprobado estudios anteriores, la gente que nace en otoño (entre octubre y diciembre) vive más que la gente que nace en primavera (entre abril y en junio). Y es algo a lo que deberíamos prestar más atención, en busca de las verdaderas relaciones causa-efecto.

Los resultados de este estudio deben interpretarse con cuidado. Por un lado, el estudio sólo examinó datos recopilados de un hospital en la ciudad de Nueva York; por lo tanto, los datos de salud pueden estar sesgados debido al clima de Nueva York. Además, los pacientes enfermos tienden a ser excesivamente representados en los registros electrónicos de salud, porque están visitando al médico con más frecuencia.

Aún así, el estudio es una mirada fascinante a la forma en que estamos expuestos a edades tempranas a las distintas temporadas pueden desempeñar un papel en el futuro de la salud, y podría alentar a otros investigadores a profundizar y descubrir el mecanismo detrás de estas tendencias.

Fotografía: Green Jo/Shutterstock

Fuente: “Birth Month Affects Lifetime Disease Risk: A Phenome-Wide Method”. Boland MR, et al. J Am Med Inform Assoc 2015;0:1–15.

¿Por qué celebrar la vida más allá de los años?