Cada 7 de abril se celebra el día mundial de la salud para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud; este año el tema es la depresión, la cual provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad.

No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda. (http://www.who.int/campaigns/world-health-day/2017/event/es/)

De acuerdo a la encuesta nacional de salud, bienestar y envejecimiento SABE 2015, luego de la hipertensión arterial, la segunda patología más prevalente en mayores de 60 años es la depresión, siendo Colombia, el país latinoamericano con mayores índices de depresión en la vejez; lo cual genera grandes retos en salud dadas las implicaciones que se tienen al respecto, generando una conciencia social de este fenómeno, dado que no hace parte del proceso normal del envejecimiento y que requiere de un abordaje integral.

La depresión en personas mayores se asocia con síntomas inespecíficos como alteraciones en la memoria, tristeza, aislamiento social, perdida de interés, sentimientos de culpa o falta de autoestima, alteraciones en el apetito, pérdida de peso, insomnio y somatizaciones entre otras, lo cual altera de forma directa el estado de salud y bienestar; está directamente relacionado con el estado funcional, mental y emocional de las personas mayores y su relación con su entorno familiar o social.

De acuerdo a la encuesta SABE:

  •  13% de las personas mayores reportó haber sufrido maltrato
  •  Mayor proporción de maltrato psicológico 12.2%, seguido del físico 3,4%, financiero 1,5% y sexual 0,3%
  •  En Colombia viven en soledad el 9,3% de las personas adultas mayores.
  • Y el 30% no reciben ningún soporte por parte de los hijos (incluyendo las llamadas telefónicas).

De acuerdo a los reportes de Medicina Legal, los casos de suicido en adultos mayores se presentan con mayor frecuencia en hombres. Por abandono 306 adultos mayores se suicidan en promedio. La marginalidad, la pobreza, el hambre, la falta de vínculos de afecto y la mala calidad de vida hacen que en promedio, cada día 25 personas adultas mayores se quitan la vida ante los problemas sociales y psicológicos que los aquejan.

La situación es más dramática para los mayores de 80 años. Según datos de Medicina Legal, el 61% de esta población ha optado por quitarse la vida ante la falta de políticas públicas que atiendan psicológicamente los estados de depresión en la etapa de la vejez.

Los servicios terapéuticos domiciliarios indican que las personas mayores les ruegan por que se queden un tiempo más con ellos porque no tienen con quien hablar, en estratos bajos, el valor de las personas mayores en algunas situaciones se reduce al cuidado de los nietos (pudiéndose convertir en lo que se describió en España como el Síndrome de la Abuela Esclava), o confinan a los mayores al cuidado de la casa “para no dejarla sola” o en otros casos a la persona mayor se le valora solo para que salga a pagar los recibos o hacer diligencias.

Como sociedad debemos replantearnos el papel que le estamos dando a las personas mayores, en inclusión social, en oportunidades ocupacionales y en mecanismos especiales para fortalecer redes sociales y mantenerse útiles y productivos en la vejez, pues esto genera un gran impacto en salud mental. Reconocer las ventajas de envejecer desde las capacidades y potencialidades permiten tomar decisiones de autocuidado y nos sitúan en la realidad de hoy, donde los grandes líderes de la sociedad moderna son personas mayores, las grandes empresas se han fortalecido gracias a la experiencia de sus fundadores en la vejez, los grandes pensadores y líderes espirituales han logrado su mayor capacidad humanista luego de los 60 años, entonces, que esperamos para generar acciones que nos permitan construir una sociedad para todas las edades? La solución está en tus manos.

Robinson F. Cuadros Cuadros.

Presidente Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría.

www.acgg.org.co