La salud es un estado de bienestar global al que todos aspiramos a lo largo de nuestro ciclo vital. Este interés por mantener un equilibrio físico, mental y social se incrementa cuando vislumbramos la jubilación y empiezan a asaltarnos numerosas preguntas: ¿Tendré suficientes ahorros?, ¿podré seguir disfrutando de mis aficiones?, ¿me acompañará la salud?, ¿iré a una residencia? Para tratar de evitar los problemas que pueden acompañarnos al pasar la frontera de los 60 años, podemos hacer uso de diferentes métodos que nos ayudarán a incrementar nuestro bienestar y reducir, en la medida de lo posible, todos aquellos gastos innecesarios relacionados con nuestra salud.

Antes de empezar con los consejos has de saber algo: ¡podrás seguir bailando a los 60! Los expertos recomiendan practicar un estilo de vida saludable y qué mejor que el baile para estar en forma y mover el esqueleto. Además, cuando tenemos nuestra salud en manos de especialistas, muchas de nuestras preocupaciones desaparecen por completo, especialmente en aquellos casos en los que sobrevienen ciertas complicaciones con las que no contábamos. Ésta es una de las razones por las que resulta una buena opción disponer de un seguro médico específico para esta etapa vital.

Si todavía no tienes un seguro médico, Sanitas ofrece una interesante asistencia sanitaria específica para mayores de 60 años. Todos sabemos lo importante que resulta poder acceder a profesionales sanitarios sin listas de espera y dejando a un lado los precios desorbitados. Con Sanitas Más Vital podrás dedicarte a cultivar tus relaciones y a mover la cadera sin miedo, ellos se encargarán del resto.

Ventajas de Sanitas Más Vital:

  • Recibe los mejores cuidados de nuestros especialistas
  • Si te pones enfermo, recibe ayuda de profesionales cualificados tanto en casa como en el hospital
  • Seguro dental incluido
  • Servicios y descuentos en residencias y centros de día
  • Reembolso del 50% en farmacia hasta 200 €, ¡y también las envían a tu casa!

Si no lo has hecho ya, puedes empezar a centrarte en la longevidad. Todos queremos vivir muchos años, ¡pero llenos de vida! El mejor consejo para todos aquellos que rondan los sesenta años es usar esta década para abordar de manera proactiva cualquier “achaque” y crear una base para el futuro cargada de buena salud y felicidad.