La osteoporosis es a menudo considerada como una enfermedad de mujeres, ya que es muy común después de la menopausia. La realidad es que la osteoporosis también afecta a los hombres. A pesar de las fracturas por fragilidad son menos comunes en los hombres, cuando se producen, estas fracturas pueden estar asociadas con mayores tasas de discapacidad y muerte que en mujeres.

En general, uno de cada cinco hombres mayores de 50 años tendrán una fractura relacionada con la osteoporosis. Esto es mayores que la probabilidad de desarrollar cáncer de próstata.

¿Qué causa la osteoporosis en los hombres?

Durante la infancia, se produce más hueso que se destruye, por lo que crece el esqueleto. En la mayoría de las personas el pico máximo ósea se adquiere en la edad adulta joven. A esta edad, los hombres por lo general han construidos más masa ósea que las mujeres. Después de este punto, la cantidad de hueso en el esqueleto comienza a disminuir, como la remodelación de hueso viejo excede a la formación de hueso nuevo.

Los hombres en la cincuentena no experimentan la rápida pérdida de masa ósea que las mujeres hacen en los años posteriores a la menopausia. A la edad de 65 ó 70 años, sin embargo, los hombres y las mujeres pierden más ósea a la misma velocidad, y la absorción de calcio disminuye en ambos sexos.

La pérdida ósea excesiva hace que los huesos se vuelven frágiles y más propensos a la fractura.

Algunas investigaciones sugieren que los hombres frecuentemente son más mayores que las mujeres cuando experimentan su primera fractura ósea, y por lo tanto son más propensos a sufrir consecuencias más graves o la muerte.

Los factores de riesgo para la osteoporosis

1. Los siguientes factores de riesgo están asociados con la osteoporosis en los hombres:
2. La exposición prolongada a ciertos medicamentos, como los esteroides utilizados para tratar el asma o la artritis, anticonvulsivos, ciertos tratamientos del cáncer y antiácidos que contienen aluminio.
3. Las enfermedades crónicas que afectan a los riñones, los pulmones, el estómago, los intestinos y los niveles hormonales.
4. Están sin diagnosticar si tienen niveles bajos de la hormona sexual masculina la testosterona
5. Los hábitos de estilo de vida tales como:
– Fumar
– Consumo excesivo de alcohol
– Dieta deficiente en calcio
– La falta de ejercicio físico

Reducir el riesgo de fractura

  1. Llevando una dieta que incluya nutritientes esenciales y rica en calcio
  2. Hacer algún tipo de ejercicio físico como caminar, nadar etc…, ayuda a mantener la densidad ósea y la fuerza muscular, así como la coordinación y la flexibilidad, y por lo tanto reducir el riesgo de caídas
    c. Si se diagnostica la osteoporosis, ciertos tratamientos pueden ser prescritos para ayudar a mantener y restaurar la salud ósea.

Los tratamientos para hombres

Sólo un puñado de tratamientos contra la osteoporosis han sido aprobados para su uso en varones, algunos tratamientos han sido sometidos a los ensayos clínicos requeridos específicamente para los hombres. En la actualidad el mejor tratamiento estudiado para el varón son del grupo de los bifosfonatos, risedronato, zoledroyato y etidronato.

También se ha realizado pruebas con otros medicamentos, como la hormona paratiroidea.

La testoterona aumenta la densidad ósea en varones que tengas bajos niveles de esta hormona masculina.

Fuente: INTERNATIONAL OSPEOPOROSIS FOUNDATION (IOF)

¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por baja masa ósea y deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, lo cual conlleva un mayor riesgo de fractura. La osteoporosis se produce cuando la masa ósea disminuye con más rapidez de la que el cuerpo puede reemplazarla, lo cual conduce a una clara pérdida de fuerza ósea. A raíz de ello, el esqueleto se torna frágil, y hasta un pequeño golpe o caída puede ocasionar una quebradura (lo que se conoce como fractura por fragilidad). Como la osteoporosis no presenta signos ni síntomas antes de la fractura, se la suele denominar “enfermedad silenciosa”.

La osteoporosis afecta todos los huesos del cuerpo; sin embargo, las fracturas se producen con mayor frecuencia en las vértebras (columna), en la muñeca y en la cadera. También resultan comunes las fracturas por osteoporosis de pelvis,  parte superior del brazo y parte inferior de la pierna. La osteoporosis, en sí, no es dolorosa, pero los huesos rotos pueden ocasionar dolor intenso, gran incapacidad e, incluso, la muerte. Tanto las fracturas de cadera como las de columna, también, se asocian con un mayor riesgo de muerte: el 20% de quienes sufren una fractura de cadera mueren dentro de los 6 meses de la fractura.

UNA ENFERMEDAD COMÚN

Se estima que, en el mundo, se produce una fractura por osteoporosis cada
tres segundos. A los 50 años, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres sufrirán una fractura durante el resto de sus vidas. En las mujeres, el riesgo de fractura de cadera es mayor que el riesgo de cáncer de mama, ovario y útero, combinados. En los hombres, el riesgo es mayor que el riesgo de cáncer de próstata. Cerca del 50% de las personas que presentan una fractura por osteoporosis sufrirán otra, y el riesgo de nuevas fracturas se elevará exponencialmente con cada nueva fractura.

UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA CADA VEZ MAYOR

El riesgo de sufrir una fractura aumenta exponencialmente con la edad, debido no solo a la disminución de la densidad mineral ósea, sino también a la mayor tasa de caídas entre los adultos mayores. Ellos representan el segmento de la población de más rápido crecimiento. De este modo, a medida que la expectativa de vida aumenta para gran parte de la población mundial, los costos nancieros y humanos asociados con las fracturas por osteoporosis aumentarán drásticamente, excepto que se tomen medidas preventivas.