¿Cómo puedes mejorar tu memoria?

Nuestros hábitos nos configuran como seres humanos. Más específicamente, dan forma a nuestras capacidades cognitivas y nos ayudan a retener y procesar información a medida que envejecemos. Un buen ejemplo es la dieta alta en colesterol que se ha demostrado que amplifica la formación de grupos de proteínas que se encuentran en los cerebros de los pacientes con Alzheimer, demostrado por una investigación publicada en Annals of Neurology.

Un artículo reciente, publicado por Harvard Health Publishing, aclara los diversos cambios que uno puede hacer temprano en la vida para mantener intacta la energía de la memoria. Resumimos las claves más importantes a continuación.

Ejercicio aerobico

Un estudio realizado por el Centro de Estudios de Salud en Seattle, Washington, analizó a 1,740 participantes mayores de 65 años que no mostraron deterioro cognitivo. Fueron seguidos durante aproximadamente seis años y dos meses. De ellos, 150 desarrollaron demencia y 107 desarrollaron Alzheimer.

El resultado del estudio señaló que el ejercicio regular redujo el riesgo de demencia y de Alzheimer. Decía: “La tasa de incidencia de demencia fue de 13.0 por 1000 personas-año para los participantes que hicieron ejercicio 3 o más veces por semana en comparación con 19.7 por 1000 personas-año para aquellos que hicieron menos de 3 veces por semana”.

Dieta mediterránea

Una dieta rica en alimentos no saturados puede preservar la memoria. Los estudios han demostrado vínculos entre el consumo de la dieta mediterránea y las tasas más bajas de demencia, así como el deterioro cognitivo leve. El pescado, el componente principal de la dieta, se ha relacionado con la reducción de las proteínas beta-amiloides en el sistema circulatorio.

Las frutas, verduras, granos integrales, pescado y aceite de oliva podrían mejorar la salud cardiovascular, reduciendo el riesgo de sufrir un derrame cerebral que podría dañar la memoria. El consumo leve de alcohol podría reducir la resistencia a la insulina, relacionada con el desarrollo de demencia, ya que el alcohol aumenta el colesterol bueno o HDL.

Huevos y colesterol ¿cuántos huevos puedo comer al día?

Actitud social y positiva

La investigación en el pasado ha ilustrado que las personas en el grupo de edad avanzada que tienen una perspectiva positiva y se involucran rutinariamente en actividades sociales son más capaces de mantener intactas sus habilidades cognitivas.

Sin embargo, las personas mayores que llevan vidas socialmente aisladas con una perspectiva negativa y tienden a evitar aprender cosas nuevas muestran una disminución más rápida de la función cognitiva.

Actividades estimulantes mentales

Un estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo en 2.000 adultos mayores mostró que participar en dos o cinco actividades estimulantes mentales reduce el riesgo de desarrollar un deterioro cognitivo leve. Cuantas más actividades te involucres, ¡mejor!.