La meditación, una práctica de la mente y el cuerpo que promueve la relajación, se muestra prometedora como herramienta para mantener tu presión arterial bajo control. La presión arterial o tensión es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias y puede elevarse debido a una serie de factores (como el estrechamiento de las arterias relacionado con la edad, los problemas médicos subyacentes y la ingesta excesiva de sodio). Usando la meditación para manejar tu presión arterial, puedes ser capaz de aumentar tus defensas contra enfermedades del corazón, derrames cerebrales y enfermedad renal crónica.

¿Cómo funciona la meditación?

Mientras que los investigadores todavía tienen que determinar cómo la meditación podría bajar la presión arterial, se cree que su práctica puede afectar la actividad en el sistema nervioso autónomo (que regula la presión arterial). La meditación parece calmar la actividad en el sistema nervioso simpático (conocido por estrechar los vasos sanguíneos en respuesta al estrés) y aumentar la actividad en el sistema nervioso parasimpático (conocido por promover el ensanchamiento de los vasos sanguíneos).

La Ciencia detrás de la meditación y la presión arterial

La meditación trascendental (un tipo de meditación que consiste en repetir silenciosamente una palabra, sonido o frase con el fin de evitar que los pensamientos distractores entren en la mente) puede ser eficaz para controlar la presión arterial, según un análisis de nueve ensayos clínicos de 2008. Los investigadores concluyeron que la práctica de la meditación trascendental puede tener el potencial de reducir la presión arterial sistólica y diastólica en aproximadamente 4,7 y 3,2 mm Hg, respectivamente.

(La presión arterial sistólica es el número máximo en la lectura de la presión arterial, la presión arterial diastólica es el número inferior).

Cabe señalar que una revisión anterior de la investigación (publicada en 2004) clasificó cinco ensayos clínicos y encontró una falta de estudios de buena calidad para apoyar el uso de la meditación trascendental para el manejo de la presión arterial.

Meditación para la presión arterial alta

Dado que los científicos todavía tienen que demostrar que la meditación puede reducir significativamente la presión arterial, es importante no depender únicamente de la meditación como medio para mantener tu presión arterial bajo control. Con el fin de lograr y mantener los niveles normales de presión arterial, debes seguir una dieta saludable, limitar la ingesta de sodio y alcohol, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable y evitar el tabaco. Si estás interesado en usar la meditación para controlar la presión arterial alta, habla con tu médico acerca de incluir la meditación a tu programa de tratamiento. Automedicarse y evitar o retrasar el cuidado estándar pueden tener serias consecuencias para tu salud.

Referencias:

  • Anderson JW, Liu C, Kryscio RJ. “Blood pressure response to transcendental meditation: a meta-analysis.” Am J Hypertens. 2008 21(3):310-6.
  • Canter PH, Ernst E. “Insufficient evidence to conclude whether or not Transcendental Meditation decreases blood pressure: results of a systematic review of randomized clinical trials.” J Hypertens. 2004 22(11):2049-54.
  • National Center for Complementary and Alternative Medicine. “Meditation: An Introduction”. NCCAM Publication No. D308.
  • National Heart, Lung and Blood Institute. “Your Guide to Lowering High Blood Pressure”.

Ilustración:

thvndermag.com