Manta de peso: de la moda a la evidencia

Las mantas de  peso prometen acabar con el insomnio, el estrés o la ansiedad y siguen ganando popularidad, pero ¿qué dicen los expertos?

Dormirse no es principal el problema para muchas personas. Este momento de descanso puede complicarse con la tendencia a dar vueltas durante la noche y, muchas personas afirman despertarse con ansiedad.

Sabemos que la elección general de muchos es evitar tomar medicamentos para dormir, y aquí es donde las mantas de peso están ganando terreno entre los noctámbulos. Entre los principales comentarios de las personas que las utilizan, se encuentra la gran mejora.  Algunas personas afirman despertarse en la misma posición en la que se durmieron.

Las mantas pesadas, vistas como una moda de hace solo unos años, ahora son la tendencia principal.

Si bien las características varían, las mantas generalmente están llenas de bolitas de plástico para añadir peso, que generalmente oscilan entre 2 y 10 kg. El peso ideal depende del propio peso de una persona.

La revista Time llamó a una de las principales marcas de estas mantas, Gravity Blanket, “Uno de los mejores inventos de Time en 2018.” En una reseña, Time dijo: “Si te estás preguntando por qué todo el mundo en Instagram parece estar envuelto en mantas con peso, puedes dar gracias a Gravity “. Time señaló que, si bien la compañía no inventó las mantas pesadas, se han utilizado durante muchos años para calmar a los personas mayores y niños con ansiedad, autismo y problemas de atención, hizo un marketing masivo perfecto.

Expansión del mercado

En estos días, la gravedad tiene mucha competencia. En 2018, los expertos estimaron que una media docena de empresas producían mantas de peso. Para la primavera de 2019, la lista ha crecido más de dos docenas.

La gama de opciones ha crecido con el mercado. Las opciones ahora incluyen modelos a prueba de agua. Para los que sudan mucho por la noche, hay sábanas pesadas que prometen absorber la humedad del cuerpo.

¿Dónde está la investigación?

A pesar de que las mantas son cada vez más populares, la investigación científica todavía es escasa. Gran parte de la investigación está financiada por la industria, como la que pagan los fabricantes de mantas. Encontró que después de usar la manta durante 2 semanas, 31 hombres y mujeres que tenían insomnio moderado informaron de una noche de sueño más tranquila con menos movimientos.

En otro estudio, los investigadores estudiaron a 32 adultos que usaban mantas pesadas. Encontró que el 63% reportó menos ansiedad y el 78% prefirió la manta pesada como una forma de calmarse.

En un estudio adicional, los investigadores analizaron el tiempo total de sueño de 67 niños con trastorno del espectro autista, asignados al azar a dormir bajo una manta normal o una pesada durante 2 semanas, y luego cambiaron al otro tipo de manta durante 2 semanas. Los investigadores no encontraron que la manta pesada ayudara a los niños a dormir más, a quedarse dormidos más rápido o a despertarse con menos frecuencia; pero sí encontraron que a los niños y a los padres les gustaba más la manta pesada que la normal.

Más recientemente, Gravity Blankets realizó su propio estudio, analizando el uso de la manta durante más de 1,000 noches de sueño. El estudio, validado por una compañía externa, encontró que el 72% de los usuarios de la manta ponderada reportaron un sueño más relajado y reparador.

Según los expertos, se ha investigado y se ha encontrado que el concepto detrás de las mantas pesadas (estimulación profunda de la presión que se siente como un abrazo firme, un masaje o una manta) ayuda a personas mayores y niños con ansiedad, autismo y dificultades de atención.

Consejos y advertencias

Debe tenerse en cuenta que no hay una gran evidencia que respalde el uso de las mantas pesada. Anecdóticamente, algunos pacientes han referido que el uso de estas mantas ha tenido un efecto positivo en su calidad del sueño, mientras otros no afirman lo mismo.  Cabe pensar que tal vez hay un efecto placebo.

Las mantas pesadas vienen en una gama de pesos; la mayoría de los fabricantes recomiendan utilizar una manta que sea el 10% del peso del usuario.

Desde la redacción de Qmayor os recordamos la importancia de prestar atención a la higiene del sueño: evita la cafeína antes de acostarte, apaga el ordenador y otras pantallas antes de ir a la cama y duerme en una habitación oscura. Si esas otras cosas no están en orden, probablemente una manta con peso no aporte ninguna mejora en tu calidad del sueño.