Aunque hay muchos factores predictivos potenciales de la conversión de deterioro cognitivo leve (MCI) a la demencia, varios pueden ser modificables, sugiere una investigación publicada en American Journal of Psychiatry.

El estudio

Un meta-análisis de 62 estudios mostró que la diabetes y la prediabetes aumentaron el riesgo para la conversión de MCI a la demencia tipo Alzheimer y todas las causas de demencia. Además, el síndrome metabólico, una dieta baja en folato, la presencia de síntomas neuropsiquiátricos, y tener síntomas de depresión han predicho la conversión a la demencia en pacientes con diversas formas de MCI – mientras que el consumo de una dieta mediterránea disminuye el riesgo.

Los factores considerados “potencialmente modificables” incluyen la diabetes, el síndrome metabólico, la dieta y los síntomas neuropsiquiátricos.

Mensaje central

“Debemos cuidar la dieta y nuestra salud física y mental ya que es la mejor manera de luchar contra la demencia”, afirma la autora principal Claudia Cooper, PhD, MRCPsych, de la División de Psiquiatría de la Universidad College de Londres, Reino Unido.

La sensación es que esas cosas que parecen prevenir la demencia son buenas, cosas de sentido común que son positivas para la salud física se mire por donde se mire y por lo tanto debe ser “muy fácil” que los médicos recomienden a sus pacientes incorporarlas .

Mejor consejo

Cada vez son más las personas que están siendo diagnosticadas  siendo un grupo que está muy motivado para hacer todo lo posible para reducir sus probabilidades de contraer demencia. Así que queríamos ver cuál es el mejor consejo que pueden recibir.

El estudio muestra que la diabetes sigue siendo un importante predictor de demencia en las personas con MCI y sugiere que puede ser útil para asegurar que esto se detecta y se trata en el momento adecuado.

También te puede interesar: Nueve factores de riesgo pueden explicar dos tercios de los casos de Alzheimer

Se observó que los pacientes que se tenían una dieta baja en productos lácteos y cárnicos y rica en pescado, frutas y vegetales tenían menos probabilidades de pasar de DCL amnésico a la demencia tipo Alzheimer. También hubo una disminución en el riesgo de progresión de cualquier tipo MCI para todas las causas de demencia en las personas con niveles de folato en suero superiores.

Los resultados sugieren que la gestión de los componentes de la diabetes, el síndrome metabólico, y las intervenciones dietéticas son objetivos lógicos para futuros ensayos.