Antes de herir susceptibilidades, leed este titular con tranquilidad que está redactado con ironía. No ofrezca su asiento en los trenes o los autobuses de su ciudad a las personas mayores: ponerse de pie es bueno para ellos, afirman los expertos e instan a los mayores ya jubilados a “desempeñar su papel” para mantenerse activos.

Estar de pie es bueno para las personas, también para los más mayores y no deberíamos alentarlos a ser menos activos.

Los familiares también deben insistir a los mayores de casa a que suban escaleras en vez de usar el ascensor o las escaleras mecánicas y vayan a comprar. Todo ello, claro mientras puedan. La idea, retrasar la dependencia. Temida por todos y todas.

¿Cuánto ejercicio deben hacer las personas mayores de 65 años?

Los adultos mayores de 65 años que generalmente están en forma y que tienen condiciones de salud que no limitan su movilidad deben tratar de estar activos diariamente y hacer los siguientes ejercicios: al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada, como andar en bicicleta o caminar todas las semanas, y ejercicios de fuerza en dos o más días a la semana donde pongan a trabajan todos los músculos principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos)

Necesitamos alentar la actividad a medida que envejecemos, sin decirle a la gente que ponga los pies en alto mientras ve de manera pasiva todo aquello que le echen en la Televisión, porque insistimos siempre, la jubilación no es un momento para descansar, o sí; que cada uno decida.

La Fundación Española del Corazón nos aporta la siguiente información que creemos relevante para que conozcan todos aquellos que nos regalan su tiempo y cariño, nuestros lectores y seguidores de medio mundo, lo importante de permanecer activos. Un envejecimiento activo que también es saludable, alegre, amistoso y social.

El grupo de edad más numeroso en en siglo XXI será el de los mayores de 65 años, personas cuya capacidad disminuye a medida que decae su actividad física diaria. Sin embargo, gran parte de este deterioro se puede corregir fácilmente con sencillos programas de ejercicio. El ejercicio y la actividad física mejoran la salud, la capacidad funcional, la calidad de vida y la independencia.

Beneficios de la práctica deportiva

  • Tanto la calidad del hueso como la fuerza muscular, la elasticidad, el sistema inmunológico o la eficacia cardiorrespiratoria mejoran considerablemente.
  • Aumenta la memoria y reduce el riesgo de padecer depresión, ansiedad y estrés.
  • Un estudio del Instituto Karolinska (Suecia) constató que el ejercicio físico disminuye el riesgo de padecer cualquier tipo de demencia en la vejez y puede reducir hasta en un 40 por ciento el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular.
  • Mejora la composición corporal y, con ello, ayuda a controlar la tensión.
  • Junto a una dieta cardiosaludable, reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2.
  • En personas con baja resistencia aeróbica que precisan ayuda para realizar las tareas de la vida cotidiana, la práctica de un ejercicio físico mejora su consumo máximo de oxígeno y les hace ganar indepencia.
  • Disminuye las cifras de colesterol en sangre y la grasa total del cuerpo.

No Hay Más Artículos