Degeneración macular

No se conoce la causa exacta de la degeneración macular, a menudo llamada  DMA o DMAE (degeneración macular asociada a la edad), un hecho frustrante tanto para los pacientes como para médicos, ya que es la causa principal de pérdida de visión y ceguera en personas a partir de los 65 años. Dicho esto, existen factores de riesgo conocidos para la DMAE, algunos de los cuales podemos controlar como fumar, la obesidad y la exposición al sol, y otros que no, como la edad y la genética.

Factores de riesgo comunes

Edad avanzada

La edad es el factor de riesgo más importante para la degeneración macular. Alrededor del 1 por ciento de las personas de entre 60 y 69 años tienen la afección, pero eso aumenta al 14 por ciento en las personas mayores de 80 años.

Género

Los estudios han demostrado que tienes un riesgo ligeramente mayor de desarrollar degeneración macular si eres mujer.

Parece haber un vínculo entre el inicio de la menopausia y la degeneración macular. Las mujeres que tienen menopausia de inicio temprano también desarrollan degeneración macular antes. De hecho, hay investigaciones que analizan el papel del estrógeno en el tratamiento de la degeneración macular.

Además, debido a que las mujeres tienden a vivir más tiempo, corren un mayor riesgo de sufrir una pérdida de visión severa cuando se les diagnostica DMAE que los hombres con esta afección, ya que progresa con el tiempo.

Genética

La degeneración macular no siempre se transmite , pero los factores hereditarios pueden desempeñar un papel.

Historia familiar

Tener un historial familiar de degeneración macular relacionada con la edad ha demostrado que aumenta su riesgo en un 50 por ciento. Si tienes familiares con degeneración macular, debes prestar especial atención a otros factores de riesgo y asegúrate de someterte periódicamente a revisiones de la vista.

Color de los ojos

Aunque no se conoce exactamente qué causa la enfermedad, la cantidad de pigmento presente en el tejido del ojo puede desempeñar un papel. Las personas que tienen ojos claros parecen estar en mayor riesgo de degeneración macular que las personas que tienen ojos más oscuros.

Enfermedad de Stargardt

La enfermedad de Stargardt es la forma más común de degeneración macular juvenil, que afecta a la zona central de la retina: la mácula. Pese a ser la primera causa de distrofia macular hereditaria en la infancia, está considerada una enfermedad rara o minoritaria, ya que se estima que afecta a 1 de cada 10.000 personas.

En la enfermedad de Stargardt, hay un defecto genético que causa la muerte de los fotorreceptores del ojo. La pérdida de la visión comienza lentamente y luego progresa rápidamente, afectando la visión central tan severamente que hace que una persona afectada sufra pierda la visión a la vez que preserva la visión periférica.

Distrofia macular viteliforme de Best

La segunda forma más común de degeneración macular juvenil es la distrofia macular viteliforme, también conocida como la enfermedad Best cuando comienza antes de los 6 años.

La distrofia macular viteliforme es una enfermedad hereditaria que comienza a una edad mucho más temprana que la enfermedad de Stargardt. La pérdida de visión puede o no ocurrir en las primeras etapas. Se diagnostica mediante la observación de tejido graso amarillo en la mácula, que se detectan en el examen ocular.

Protege tu visión: diabetes y salud ocular

Condiciones de salud

Presión arterial alta y enfermedad cardíaca

La hipertensión y otras enfermedades y afecciones cardiovasculares aumentan la probabilidad de desarrollar degeneración macular. La degeneración macular se asocia con cambios vasculares sustanciales en el ojo, y se cree que los factores que contribuyen a la enfermedad cardíaca y la hipertensión también pueden contribuir a la degeneración macular.

Obesidad

El sobrepeso no solo está asociado con el desarrollo de la degeneración macular relacionada con la edad, sino con formas graves de la afección, como la degeneración macular geográfica y la degeneración macular neovascular, aunque la razón no es exacta.

Estilo de vida

Algunos factores del estilo de vida se han asociado con el desarrollo de la degeneración macular:

Tabaco

La investigación muestra que fumar aumenta el riesgo de degeneración macular. La razón exacta de esto no está clara, pero fumar aumenta el riesgo de enfermedad vascular en general, y las anomalías de los vasos sanguíneos son una parte importante del proceso de la enfermedad en la degeneración macular.

Exposición solar

Pasar demasiado tiempo al sol sin gafas de protección ultravioleta parece acelerar el desarrollo de la degeneración macular. Los investigadores han descubierto que las personas con antecedentes de exposición prolongada y sin protección a la luz solar tenían más casos de degeneración macular severa que aquellos sin dicha exposición.

Dieta / deficiencia de nutrientes

Los antioxidantes pueden proteger tus células del daño oxidativo, que es parcialmente responsable de muchos de los efectos del envejecimiento, incluida la degeneración macular. Si tienes bajos niveles de vitaminas y minerales antioxidantes como el zinc, la vitamina A, la vitamina C y la vitamina E, es posible que tengas un mayor riesgo de desarrollar pérdida de la visión relacionada con la degeneración macular.

Imagen principal: Leigh Harries, Flickr.Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)