Así es como puedes llenar tus años de salud a partir de hoy:

Puedes pensar que los 50 es una edad muy avanzada, y sin embargo es un momento perfecto para empezar a centrarse en la longevidad (¡si no lo has hecho todavía!). El mejor consejo para cualquier persona de cincuenta años es el uso de esta década para abordar de manera proactiva cualquier problema de salud que tenga y crear una base de cincuenta años cargada de buena salud y felicidad.

Además de la actitud acerca de los hábitos alimenticios, hay una gran cantidad de cosas que puedes hacer para mejorar tu salud e incluso revertir parte del daño ya hecho. Utiliza esta lista de “tareas” como fuente de inspiración. Sólo tienes que elegir una o dos cosas a la vez para empezar. Los mejores cambios para tu longevidad son los cambios de estilo de vida a largo plazo, por lo que ¡empieza a hacer que sumen!

1 Iniciar un estilo de vida saludable

Tener un estilo de vida saludable puede añadir hasta 11 años a tu vida, pero no siempre es tan fácil como suena. Empieza poco a poco.

Los investigadores observaron a personas de 45 años o más y encontraron que tres factores podrían añadir hasta 11-12 años más de vida. Las personas que (1) dejaron de fumar, (2) comieron más porciones de frutas y verduras, y (3) aumentaron su ejercicio vivieron más tiempo. Esto ocurrió incluso si comenzaron estos hábitos a los 50 años y después. Por lo tanto, empieza a añadir años a tu vida hoy.

2 Perder los kilos de más

¿Crees que no hay forma de perder peso a los 50 años? ¿Piensas que el daño ya está hecho? Estás lejos de lo cierto.

La pérdida de peso y el establecimiento de un estilo de vida saludable, ahora pueden hacer maravillas para tu salud, especialmente para el corazón. No utilices tu edad como una excusa; trabaja para conseguir o mantener un peso saludable desde hoy mismo. Te sentirás mejor y puedes incluso vivir más tiempo.

3 Hacerse un chequeo

Desde el cáncer hasta enfermedades del corazón, gracias a la medicina moderna, los médicos pueden detectar los problemas con anticipación y tomar medidas, pero sólo si se les da una oportunidad.

Habla con tu médico acerca de tus factores de riesgo y asegúrate de hacer un seguimiento de todas las pruebas o exámenes recomendados para tu edad e historial médico. Claro, los análisis no son divertidos, pero que pueden salvar vidas.

4 Ejercicio

El ejercicio es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cuerpo. El ejercicio no solamente ayuda a construir un músculo sano, mantener la movilidad, y mantener el peso, también mejora la salud de tu corazón, mantiene tu mente aguda, ayuda a mantener el equilibrio, y puede incluso ayudar a mantener tu vida sexual. No te va a llevar mucho tiempo  descubrir todas las razones por las que debes practicar  ejercicio varias veces a la semana (o más).

5 Pensar positivamente sobre el Envejecimiento

Tener una actitud positiva hacia el envejecimiento en realidad puede añadir años a tu vida. De hecho, los investigadores encontraron que una buena actitud sobre el envejecimiento podría añadir 7,5 años a tu vida. Eso es un número increíble.

¿Por qué el gran impulso a la longevidad? Nadie lo sabe con seguridad. Si bien puede haber un vínculo entre el pensamiento positivo y el estrés, los investigadores también creen que las personas con una actitud positiva pueden realizar cambios en los comportamientos que conducen a una vida más larga.

6 Aumentar la ingesta de antioxidantes

¿Qué hace que los antioxidantes sean tan importantes? Ellos son los que protegen a las plantas de los increíbles efectos dañinos del sol. Las plantas están expuestas a la radiación UV durante todo el día, lo que provoca daños en sus células. Para evitar estar “fritas” por toda esta radiación, las plantas han desarrollado una alta concentración de antioxidantes.

Cuando te comes las plantas, tu cuerpo puede utilizar estos mismos antioxidantes para prevenir el daño a sus propias células. Es fantástico, y fácil. Averigua qué plantas tienen concentraciones más altas de antioxidantes y come una amplia variedad de frutas y verduras para mejorar el efecto.

7 Manténte pleno de energía

Ser más activo ayuda a vivir más tiempo – y no sólo debido a los beneficios del ejercicio diario. Los investigadores examinaron el consumo de calorías de 300 personas y encontraron que aquellos que gastaban más calorías en un día tenían una reducción del 32% en el riesgo de muerte.

Mantenerse activo puede hacer maravillas para la longevidad. No midas las distancias, evita el sofá, camina todo lo que puedas, y haz todo lo posible para mantenerte activo y con energía durante todo el día.

8 Aprende nuevas cosas

A tu cerebro le encanta aprender – sin importarle tu edad. Cuantas más nuevas cosas trate de entender y más conexiones neuronales realice, mejores consecuencias revertirán en tu salud.

Abandona tu rutina para aprender cosas nuevas. ¿Siempre has querido aprender a cocinar? Tal vez prefieras actividades más creativas e ingeniosas. O tal vez lo único que tienes que hacer es cambiar tu lectura diaria para darle al cerebro algo nuevo en que pensar.

Además de ser atractivo para tu cerebro, puede reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia relacionadas con la edad – por no mencionar, que va a hacer que seas más interesante.

9 Mantén tu corazón joven

Mantener tu corazón “joven” implica dos prioridades principales: mantener tu presión arterial y mantener las arterias limpias. Puedes supervisar tu progreso por conseguir tu presión arterial y niveles de colesterol con regularidad. El envejecimiento del corazón es complejo, y la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el envejecimiento del corazón. Tomar medidas al respecto es importante para aumentar tu longevidad.

10 ¡Practica la sonrisa!

Lo creas o no, forzando una sonrisa en tu cara, literalmente, puedes cambiar tu estado de ánimo (hazlo, ¡vamos!). Tu cerebro recibe señales de tu cara y piensa “Hey, estamos sonriendo, algo bueno debe estar pasando.” Muy pronto tu estado de ánimo en realidad mejora. Sonreír puede ser una gran manera de reducir el estrés. Así que haz de tus 50 años tu década de la sonrisa y sea más feliz y vive con menos estrés.

Imagen principal: Petra Eriksson