Traducciones juradas

En algunos países las llaman traducciones juradas y en otros públicas o certificadas. Estos trabajos de traducción se realizan sobre todo tipo de documentación y textos. Deben ser realizadas por un profesional de la traducción que tenga un título oficial, o sea reconocido por las autoridades correspondientes.

Es importante destacar que las traducciones juradas tienen un carácter oficial con validez jurídica que hace que su papel sea muy importante para ciertos trámites y situaciones legales. Por otro lado, no tienen por qué ser jurídicas, sino que abarcan los temas y especialidades más variadas, ya que su objetivo puede ser tan diverso como sus temas.

El papel del traductor especializado

La traducción jurada es legítima solo cuando es realizada por un traductor jurado quien es el que brinda la validez de que ese texto traducido necesita para ser utilizado con un fin oficial predeterminado.

Para convertirse en traductores jurados, los postulantes deben estudiar un programa de estudios en traducción en la universidad o en otro organismo educativo que sea equivalente. Sin embargo, las condiciones para llegar a ser un especialista varían de país en país, por lo que resulta un poco difícil generalizar sobre este tema.

La importancia de las traducciones juradas

Estas traducciones siempre incluyen la firma y sello del profesional que las realiza. Tienen carácter de documento público, de ahí su importancia y necesidad en diferentes situaciones personales o comerciales.

En la actualidad, tanto las agencias de traducción como los traductores independientes tienen mucha demanda de traducciones juradas. Esto se debe especialmente a que estas traducciones garantizan una traducción fiel de un texto original que fue escrito en una lengua extranjera. Esta garantía es posible gracias a la certificación que tienen en cada hoja: el sello y la firma del traductor jurado.

Diferencias esencial con relación a una traducción simple

  • Las juradas acreditan la fidelidad del contenido de la traducción con relación al texto original.
  • Las juradas son las que son aceptadas por instituciones oficiales,
  • Los traductores jurados tienen certificación de un organismo estatal, o del mismo Estado de un país.

¿Cuándo se necesita una traducción jurada?

Hay una lista muy larga de tipos de documentación que pueden llegar a necesitar una traducción jurada, los enumerados a continuación son solo en modo de ejemplo.

  • Documentación notariada.
  • Documentación administrativa como certificados de estado civil, concesiones, certificaciones, etc.
  • Documentación relacionada con la justicia como sentencias y autos.
  • Documentación comercial, patentes y títulos de propiedad.

Conclusión

Con el objetivo de que una traducción sea realmente jurada, es necesario que la realice un traductor facultado por la autoridad correspondiente para poder dar fe de lo que afirma. La figura del traductor jurado es realmente muy importante porque posibilita la presentación de documentos de lo más diversos para la realización de trámites.

Por otro lado, las traducciones juradas son una herramienta esencial para aquellas personas o empresas que requieren una solución o una respuesta de una organización oficial que puede ser desde una universidad hasta una embajada, entre muchas otras.

No Hay Más Artículos