Seis de cada diez personas mayores de 65 años en Cantabria son mujeres. Y mientras muchas experimentan la soledad no deseada, otras aprovechan la soledad deseada. Las II Jornadas Mujer y Envejecimiento en Cantabria, organizadas por UNATE, La Universidad Permanente, y la Fundación Patronato Europeo de Mayores (PEM), van a tratar del 10 al 12 de diciembre los retos que plantean esos tipos de soledad a las mujeres mayores de la región . Será en el salón de actos de la Fundación Botín en Santander (Calle Pedrueca) y con un aforo presencial muy limitado por los protocolos de prevención asociados a la pandemia.

Con el apoyo del Imserso y del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), en las Jornadas intervendrán, además de mujeres mayores que participan en procesos de reflexión sobre la soledad impulsados por Fundación PEM, el director científico del programa de Mayores de la Fundación La Caixa Javier Yanguas, la escritora Anna Caballé, las psicólogas Rebeca Martínez y Sara Lanza, la socióloga María Montesino y el trabajador social Javier Vázquez. Todos ellos dibujarán el mosaico de las soledades en las mujeres mayores y, finalmente, la compañía de flamenco Al Aire cerrará las jornadas el sábado 12 con “Soledad del color de la aceituna”, un espectáculo creado para la ocasión y dirigido por Lucía Serrano.

Las Jornadas, además de compensar la falta de información sobre la relación de las mujeres mayores de Cantabria con la soledad, presentarán el primer estudio regional al respecto, que ha sido impulsado por UNATE, apoyado por la Dirección General de Igualdad y Mujer y realizado por el colectivo Asonautas. Los resultados los conoceremos el jueves 10 de diciembre y tratan de contrastar una realidad que, a escala nacional, ha estudiado la Fundación La Caixa y que nos indica, entre otras cosas, que entre el 26 y el 34% de las mujeres mayores se sienten abandonadas o echan de menos la compañía de los demás (aislamiento social) y son incluso más, entre el 26 y el 44% de las mujeres, quienes no tienen suficientes personas a las que recurrir en caso de necesidad o en las que confiar plenamente (aislamiento emocional).

Esta es la segunda edición de estas jornadas con las que UNATE y la Fundación PEM quieren visibilizar la realidad de miles de mujeres que afrontan la soledad subjetiva, que no tiene que ver con el hecho de vivir solas o acompañadas, sin los apoyos o espacios necesarios para gestionarla. “La pandemia del Covid-19, además, ha acelerado los procesos de insatisfacción, soledad y aislamiento de muchas mujeres que, a su realidad cotidiana, suman el temor al contagio, la infantilización a las que a veces se las somete en su entorno y la estigmatización y homogeneización por razón de su edad”, explica Francisco Gómez Nadal, coordinador de UNATE.

UNATE y la Fundación PEM trabajan de la mano en estrategias para entender, primero, e intervenir, después, en entornos urbanos y rurales donde el factor género “es determinante para muchas de las capas de invisibilidad que sienten las mujeres mayores”.

LeerMujer, soledad y afrontamiento

No Hay Más Artículos