dependencia andalucía

Andalucía creará 776 nuevas plazas residenciales para dependencia


Aprobados 23,8 millones para la creación de plazas residenciales

El Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 23.859.371 euros para la ampliación de 776 plazas en atención residencial y centros de día y de noche y de terapia ocupacional destinadas a personas mayores y con discapacidad en situación de dependencia, en el ámbito del concierto social. Estas plazas forman parte de las 800 comprometidas por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación para este año, a las que se sumarán otras 24 en centros de titularidad pública, y permitirán aumentar por tanto el número de personas beneficiarias del sistema de atención a la dependencia en la comunidad.

La Consejería de Igualdad ha constatado la necesidad de ofertar nuevas plazas con el fin de poder agilizar el sistema de atención a la dependencia en la comunidad andaluza, reduciendo listas de espera y aumentando el número de personas beneficiarias. Así, se crean 350 nuevos puestos en el servicio de atención residencial para mayores y 400, para personas con discapacidad, y otras 50 nuevas plazas para el servicio de centro de día para personas con discapacidad, con el objetivo de cubrir las necesidades de la población.

15,8 millones para personas con discapacidad

Para ello, el Consejo de Gobierno ha aprobado una inversión de 8.021.827 euros para las plazas de personas mayores y 15.837.543 euros para las plazas de personas con discapacidad. El acuerdo del Ejecutivo autonómico establece que estas plazas se ofertarán en el ámbito del concierto social hasta el año 2023, que se configura como un procedimiento abierto y dinámico que contrata puestos en centros y la prestación de servicios, y adjudica la plaza como consecuencia de la libre elección del usuario a partir de la resolución aprobatoria del programa individual de atención (PIA).

Según consta en el informe elevado al Consejo de Gobierno, las 50 plazas destinadas a centros de día para personas con discapacidad permitirán atender la demanda de personas con discapacidad intelectual, trastornos del espectro autista y daño cerebral sobrevenido. Por su parte, las 450 plazas destinadas a servicio de atención residencial para personas con discapacidad se reparten entre centros residenciales con terapia ocupacional y viviendas tuteladas. Además, permitirán atender a personas gravemente afectadas por discapacidad física o intelectual, parálisis cerebral, daño cerebral sobrevenido, trastorno del espectro autista o con discapacidad intelectual y alteraciones graves de conducta.

Fuente: Junta de Andalucía