La empresa Maisons de Famille adquiere el grupo de residencias Amma


Madrid, 11 de noviembre de 2016. La compañía Maisons de Famille, propietaria de 16 centros residenciales en Francia, 25 centros de La Villa Spa en Italia y dueña del 57,5 del grupo español Adavir, ha adquirido el grupo de residencias Amma, controlado por Caixabank y Banco España-Duero, como principales accionistas. El Grupo Amma es una de las compañías líderes a nivel nacional en el sector de la atención a las personas mayores o aquellos que viven una situación de dependencia.

Con esta adquisición, que ha puesto entorno a 220 millones de euros, el grupo residencial está presente en siete comunidades autónomas y se sitúa como segundo a nivel nacional y primero en la Comunidad en cifras de facturación, pasando a tener un volumen de negocio cercano a los 139 millones de euros, 8.000 plazas para mayores y empleando a más de 4000 trabajadores.

Con la unión entre Adavir y Amma se ha dado un paso más en la expansión nacional de la compañía. De esta forma, el grupo de residencias pasa a contar con un total de 43 centros repartidos entre la Comunidad de Madrid, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Navarra, Canarias y Murcia.

Tras el proceso de compra en el que se han refinanciado todas las cuentas y levantado hipotecas de las residencias, el Consejo de Administración del nuevo grupo será muy ligero y no dependerá de ningún actor externo. Estaría formado por Phillipe Tapié, presidente del Grupo Maisons de Camille y presidente de Amma y Patrick Arrostegui, consejero delegado del Grupo Adavir y el Grupo Amma.

La fusión entre las residencias de Adavir y Amma da como resultado un grupo unido y conexionado de profesionales que trabajan juntos y unidos por conseguir el mayor reconocimiento en la calidad de sus servicios. Compuestos por un equipo 100% vocacional y comprometido con el bienestar de los mayores, prestarán un servicio integral, social y sanitario con grandes dependencias para la atención sanitaria, zonas de ocio y espacios al aire libre; todo ello sin barreras arquitectónicas que faciliten y garanticen la calidad del servicio y la atención personalizada.

«La unión es el comienzo, mantenerse juntos es su objetivo para asegurar el futuro»