Día Internacional de la Mujer 2021

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, la Comisión ha publicado su informe anual sobre la igualdad de género en la UE de 2021, que señala las repercusiones negativas de la pandemia de COVID-19 en las mujeres. La pandemia ha exacerbado las desigualdades existentes entre mujeres y hombres en casi todos los ámbitos de la vida, tanto en Europa como fuera de ella, revirtiendo los logros de los últimos años. Al mismo tiempo, la igualdad de género nunca ha ocupado un lugar tan destacado en el programa político de la UE, y la Comisión no ha escatimado esfuerzos por ejecutar la Estrategia para la Igualdad de Género, adoptada hace un año. Para controlar y seguir mejor los avances en cada uno de los 27 Estados miembros, la Comisión ha abierto hoy un portal de seguimiento de la Estrategia para la Igualdad de Género.

La vicepresidenta de Valores y Transparencia, Věra Jourová, ha declarado: «Las mujeres están en primera línea en la pandemia y se ven más afectadas por ella. No podemos permitirnos retroceder; debemos seguir impulsando la equidad y la igualdad. Por este motivo, la UE ha situado a las mujeres en el centro de la recuperación y ha obligado a los Estados miembros a incluir la igualdad de género en las inversiones financiadas con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia».

Helena Dalli, comisaria de Igualdad, ha declarado: «A pesar del impacto desproporcionado de la crisis de la COVID-19 en la vida de las mujeres, debemos aprovechar esta situación como si fuera una oportunidad. Estamos decididos a redoblar nuestros esfuerzos, seguir avanzando y no permitir un retroceso en todos los avances logrados en materia de igualdad de género».

Efecto de la COVID-19 en las mujeres

El informe de hoy pone de relieve la manera en que la pandemia de COVID-19 ha demostrado ser un reto importante para la igualdad de género:

  • Los Estados miembros han registrado un aumento de la violencia doméstica: Por ejemplo, el número de casos de violencia doméstica en Francia aumentó un 32 % durante la primera semana del confinamiento, y en Lituania un 20 % en las tres primeras semanas. En Irlanda, se multiplicaron por cinco los casos de violencia doméstica y las autoridades españolas notificaron un incremento del 18 % de las llamadas por esta violencia durante la primera quincena de confinamiento.
  • Las mujeres han estado en primera línea en la lucha contra la pandemia: El 76 % del personal sanitario y de asistencia social, y el 86 % del de cuidados personales en los servicios de atención sanitaria son mujeres. Con la pandemia, las mujeres de estos sectores sufrieron un aumento sin precedentes de la carga de trabajo, del riesgo para la salud y de las dificultades para conciliar la vida familiar y la profesional.
  • Las mujeres se han visto gravemente afectadas por la pandemia en el mercado laboral: Las mujeres están sobrerrepresentadas en los sectores más afectados por la crisis (comercio minorista, hostelería, cuidados y trabajo doméstico), porque esos empleos no se pueden ejercer a distancia. Las mujeres también tuvieron más dificultades para reincorporarse al mercado laboral durante la recuperación parcial del verano de 2020, con tasas de empleo que aumentaron un 1,4 % en el caso de los hombres, pero solo un 0,8 % en el caso de las mujeres entre el segundo y el tercer trimestre de 2020.
  • Los confinamientos tienen grandes repercusiones en los cuidados no remunerados y en la conciliación de la vida familiar y la profesional: Las mujeres dedicaron una media de 62 horas a la semana al cuidado de los niños (frente a 36 horas en el caso de los varones) y 23 horas a la semana a la realización de tareas domésticas (15 horas los varones).
  • Una llamativa falta de mujeres en los órganos decisorios en materia de COVID-19: Un estudio de 2020 reveló que el número de varones superaba con creces el de mujeres en los organismos creados para responder a la pandemia. De los 115 grupos de trabajo nacionales dedicados a la COVID-19 en 87 países, incluidos 17 Estados miembros de la UE, el 85,2 % estaba compuesto principalmente por hombres, el 11,4 % principalmente por mujeres y solo el 3,5 % tenía paridad de género. A nivel político, solo el 30 % de los ministros de Sanidad de la UE son mujeres. El grupo de trabajo de la Comisión para la crisis de la COVID-19 está dirigido por la presidenta Von der Leyen e incluye otros cinco comisarios, tres de los cuales son mujeres.

A pesar de los retos derivados de la crisis de la COVID-19, la Comisión realizó importantes esfuerzos por avanzar en la ejecución de la Estrategia para la Igualdad de Género a lo lardo del año pasado. Con el fin de hacer un seguimiento más eficaz de los avances en toda la UE, la Comisión ha abierto hoy el portal de seguimiento de la Estrategia para la Igualdad de Género. El portal, creado conjuntamente por el Centro Común de Investigación de la Comisión y el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE), permitirá seguir el comportamiento de cada Estado miembros de la UE y compararlo con el de los 27 Estados miembros en conjunto.

Contexto

La Estrategia para la Igualdad de Género 2020-2025, adoptada hace un año, se basa en una visión de una Europa en la que mujeres y hombres, niñas y niños, en toda su diversidad, estén libres de violencia y estereotipos, y tengan la oportunidad de prosperar y de liderar. La Estrategia establece medidas fundamentales para el período de cinco años y en ella la Comisión se compromete a integrar una perspectiva de igualdad en todos los ámbitos de actuación de la UE.

El año pasado, la Comisión intensificó la lucha contra la violencia de género mediante la primera estrategia de la UE en materia de derechos de las víctimas y anunció una propuesta para luchar contra la violencia de género (la consulta pública está abierta aquí). La propuesta de Ley de servicios digitales, adoptada en diciembre de 2020, aclara la responsabilidad de las plataformas y contribuye a hacer frente a la violencia en línea.

La Comisión ha tomado medidas para fomentar la participación de las mujeres en el mercado laboral. La igualdad de género es un elemento central del Plan de Acción para aplicar el pilar europeo de derechos sociales y fija, entre otras cosas, objetivos ambiciosos en materia de participación de las mujeres en el mercado laboral y de prestación de servicios de guardería infantil. El 4 de marzo, la Comisión presentó medidas de transparencia retributiva para garantizar la igualdad de retribución entre hombres y mujeres por un mismo trabajo.

En el Plan de Acción de Educación Digital y en la actualización de la Agenda de Capacidades actualizada, la Comisión anunció una serie de medidas para velar por que las niñas y las jóvenes estén presentes en pie de igualdad en los estudios de TIC y en el fomento de capacidades digitales.

La perspectiva de igualdad de género también forma parte del próximo presupuesto de la UE. Además, el nuevo Mecanismo de Recuperación y Resiliencia en el marco de NextGenerationEU exige a los Estados miembros que expliquen la manera en que sus planes nacionales de recuperación contribuirán a fomentar la igualdad de género, contribuyendo así a garantizar una recuperación con perspectiva de género en la UE.

El año pasado, la Comisión siguió apoyando iniciativas para hacer frente a los estereotipos de género a través de sus programas de financiación, incluido el programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía de la UE. La Comisión también reforzó la igualdad de género fuera de la UE presentando, en noviembre de 2020, el nuevo Plan de Acción en materia de género (GAP III) para 2021-2025, un ambicioso programa para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en la acción exterior de la UE.

El Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE) ha hecho público hoy un informe sobre la pandemia de COVID-19 y la violencia doméstica contra las mujeres en la UE. La información completa figura en su comunicado de prensa.

No Hay Más Artículos