Música en el Hospital Universitario La Paz

El compositor tinerfeño Juan Antonio Simarro ofreció, el pasado 29 de octubre, en el Hospital Universitario La Paz un concierto solidario dedicado a todos los profesionales del centro y a todos los enfermos, tanto de Covid-19 como de otras enfermedades.

El hall materno-infantil del hospital fue el escenario que albergó este microconcierto, de 35 minutos de duración, en el que Simarro solo estuvo acompañado de un piano (cedido por Pianos Clemente) y del personal sanitario; ya que dada la situación actual no hubo convocatoria para el público. Sin embargo, el espectáculo fue retrasmitido en directo a través de su cuenta de Instagram, para que todos aquellos que quisieran pudieran disfrutar con su música.

En esta ocasión, Juan Antonio Simarro ha contado con la colaboración de la fundación Músicos por la Salud, dentro de la iniciativa #LaCancionMasImportante que esta ONG está llevando a cabo para llevar apoyo al personal sanitario y a los pacientes que luchan contra el COVID-19.

Juan Antonio Simarro es un compositor tinerfeño que ha conseguido logros únicos como ser nombrado el primer Compositor Oficial de la Beverly Hills Symphony, gracias a su “Sinfonía nº1, por un mundo mejor”

El compositor, que explico que “este concierto es para mí uno de los más emotivos de toda mi vida, porque se lo dedico a toda la gente que está trabajando por cuidar nuestra salud”, comenzó la actuación interpretando Cuatro acordes para expresarme. “Con estos cuatro acordes que voy a tocar quiero expresar alegría, pena emoción, tristeza y la fuerza que podemos sentir en estos momentos, y animaros a todos porque vamos a salir de esta situación”, afirmó.

Se sucedieron después algunas de sus más bellas composiciones: Amarga Dulce, compuesta para el espectáculo de danza de Paula Quintana, que expresa lo sentimientos que podría tener Dulcinea si despertara en el S.XXI; Obertura por los Derechos Humanos, que representa el primer movimiento de la Sinfonía por un Mundo Mejor; Sueño Nº 3 y Adagio para violín piano y orquesta de cuerda.

Visiblemente emocionado, Juan Antonio Simarro dio término al concierto presentando Noche en el café Montarto. “Una que le gusta mucho a mi padre”, dijo. Contó, asimismo, que la compuso en el conocido restaurante Montarto de Baqueira Beret y que la improvisó en ese momento inspirado por el “ajetreo” que había, “un poco lo que pasa ahora en nuestra sociedad, que es en cierto modo una locura”, expresó.

El tinerfeño se despidió motivando a la gente a tener cuidado, “no hay que tener miedo al Covid-19, pero sí respeto”, concluyó.

LeerAlzheimer y música: rescatando la identidad

Sobre Juan Antonio Simarro

 Aunque nació en Tenerife, Juan Antonio Simarro creció en Lozoyuela (Madrid). En la actualidad vive entre Madrid y Los Ángeles (EE.UU). Su formación musical se inicia a los 13 años, incluyendo solfeo, conjunto coral, historia de la música, violonchelo, piano, armonía, armonía contemporánea, improvisación, jazz, producción musical y dirección orquestal.

Con esta amplia formación musical, Juan Antonio Simarro no tarda en consolidarse como un artista multifacético, que ha realizado todo tipo de trabajos musicales que abarcan desde los géneros más clásicos a los más modernos, sin olvidar su etapa como productor audiovisual. Destaca su faceta como compositor de música clásica con gran perfil internacional, cuenta además con una gran trayectoria como productor para conocidos artistas y composiciones para teatro, cine y televisión.

Simarro fue ganador del Primer Concurso Mundial de Composición por la Paz Symphony Orchestras of The World (Orquestas sinfónicas del mundo) en la categoría de violín y viola, con su pieza Composición por la Paz y ha conseguido ser nombrado el primer Compositor Oficial de la Orquesta Filarmónica de Lisboa y el primer Compositor Oficial de la Berverly Hills Symphony.

Juan Antonio Simarro es también muy reconocido por utilizar su talento musical en iniciativas solidarias y sociales, basados en la “música positiva”. Simarro no solo es un joven muy preparado con gran trayectoria nacional e internacional, especialmente como compositor sinfónico y pianista, además se le define como un “humanista, preocupado por la sociedad de su tiempo”. Ejemplo de ello es su concierto Simarro, música positiva o sus conciertos en favor de los derechos humanos, organizados por la UNESCO (Sinfonía para un mundo mejor) en los que actuará de nuevo para celebrar su 75 aniversario, con la presencia de varios Premios Nobel. Además, colabora en la iniciativa Piano por la Salud, donde pone su música en plantas de hospitales para ayudar a los pacientes a sobrellevar su enfermedad.

No Hay Más Artículos