Derechos y personas mayores

El hacernos mayores, no debería traer aparejado con si la merma de los derechos, ni en cuanto a su disfrute, ni a su ejercicio.

Por ello, el primer paso es que las propias personas mayores y su entorno conozcan estos derechos para poder hacer uso de ellos y reclamar su respeto en caso que no se estén cumpliendo.

Antes de entrar a analizar cada uno de ellos cabe aclarar que las personas mayores tienen los mismos derechos que las demás, si bien, en algunos casos, debido a su situación de fragilidad y vulnerabilidad, requieren medidas específicas para garantizar su ejercicio.

En cuanto al lugar donde se hallan regulados, si bien existen algunas normas específicas su regulación se halla distribuida por diferentes leyes y convenciones tanto de ámbito, autonómico, nacional como internacional.

En función de las circunstancias en las que se encuentra la persona podremos diferenciar:

  1. Que la persona mayor esté en pleno uso de sus facultades, no sea una persona en situación de dependencia y que puede tomar las decisiones adecuadas para sí y el cuidado de sus bienes presentes y futuras.
  2. Que la persona mayor padezca algún tipo de enfermedad, discapacidad u otra situación que no le permita ser plenamente autónomo para decidir sobre sus asuntos.

En cuanto a los primer supuesto podríamos mencionar: Autotutela, Poderes Preventivos, Testamento Vital o Voluntades anticipadas Todos ellos tendientes a que la persona pueda dejar expresada su voluntad a fin de que sea tenida en cuenta en un futuro.

Carta de Euskadi sobre los Derechos de las Personas Mayores

Haciendo referencia al segundo supuesto planteado podríamos mencionar ciertos mecanismos de protección previstos por la ley, entre ellos, Modificación de la capacidad, Ley de Dependencia, Certificado de Discapacidad, Obligación de alimentos entre parientes.

Derechos más vulnerados de las personas mayores en situación de Dependencia.

De un estudio realizado desde la Fundación Pilares se ha elaborado un listado de aquellos derechos que con más frecuencia son vulnerados respecto de los mayores dependientes: Derecho a la autonomía y capacidad de decidir; derecho a una atención de calidad; libertad de circulación y residencia; derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen; derecho a la sexualidad; derecho a la confidencialidad, derecho de permanecer en su entorno

Conclusión

Según la ONU, los mayores tienen derecho a vivir con dignidad, independencia, autorrealización, participación y recibir los cuidados que necesiten.

Las personas mayores con plena autonomía tienen el derecho, a decidir cómo dónde y cuándo quieren envejecer y que planes adoptar sobre su futuro.

Aquellas personas mayores que por sus circunstancias no pueden decidir por sí, tienen derecho a ser protegidas.

Es nuestro deber como sociedad reclamar esa protección hacia los mayores, para quienes estamos vinculados con este sector es fundamental hacer visible la problemática actual que padecen las personas mayores, soledad, maltrato, discriminación, listas de espera interminables en materia de dependencia, servicios sanitarios etc.

Fdo. Natalia Rosset García

Abogada especializada personas mayores

No Hay Más Artículos