Cataratas en las personas mayores

La Fundación del Instituto de Microcirugía Ocular (Fundación IMO), entidad cuya misión es mejorar la visión y la calidad de vida de las personas, refuerza con 30.000€ de una donación su programa solidario ‘Objetivo Cataratas’, centrado en el tratamiento gratuito de cataratas avanzadas para personas en situación de precariedad económica.

De este modo, Fundación IMO realizará intervenciones quirúrgicas solidarias de cataratas, patología que es la  primera causa de ceguera del mundo y que afecta a más del 50% de los mayores de 65 años. Desde su puesta en marcha en 2013, el programa Operación Visión, del que forma parte ‘Objetivo Cataratas’, ha destinado más de 356.000€ a cerca de 300 intervenciones y tratamientos oftalmológicos gratuitos a más de 250 pacientes.

Las entidades o personas interesadas en participar en el programa pueden contactar con Fundación IMO a través de su web www.fundacionimo.org o a través del correo operacionvision@fundacionimo.org

Importancia de la prevención y del tratamiento

Las cataratas consisten en la pérdida de transparencia del cristalino, la estructura ocular que actúa de lente natural del ojo, lo que impide el paso nítido de la luz a la retina. Las cataratas implican una pérdida progresiva de visión y son la primera causa de ceguera en el mundo. Se calcula que 17 millones de personas padecen ceguera evitable por cataratas, y en los países desarrollados las cataratas son la patología oftalmológica más operada.

Más del 80% de las cataratas están relacionadas con la edad, ya que el envejecimiento es el principal responsable de la patología. Más de la mitad de los mayores de 65 años padecen cataratas, prevalencia que sigue creciendo debido al aumento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población.

Afectaciones, tratamiento quirúrgico y prevención

Los pacientes de cataratas sufren síntomas como visión borrosa, nublada o doble; deslumbramientos; molestia excesiva ante la luz; disminución de la sensibilidad a colores, contrastes y relieves o aumento de la miopía, entre otros. Estos síntomas afectan de forma importante a la vida cotidiana de los pacientes, que sufren más caídas y accidentes, tienen dificultades para conducir y son, en definitiva, más dependientes de su entorno familiar o social.

El tratamiento para esta patología es la intervención quirúrgica mediante una cirugía consistente en la eliminación del cristalino y su sustitución por una lente artificial. Esta intervención es eficaz y segura y se puede practicar de forma cada vez más temprana para minimizar el impacto de la patología. Sin embargo, las cataratas son tan comunes que su intervención genera importantes listas de espera.

La catarata no se puede prevenir, pero sí se puede diagnosticar de forma precoz. IMO recomienda revisiones periódicas con el oftalmólogo a partir de los 40 años de edad y evitar malos hábitos que pueden contribuir a su aparición, como el tabaco, la alimentación desequilibrada y la exposición acumulada al sol sin protección.

No Hay Más Artículos