Francisco Costa, el director creativo de Calvin Klein lo ha vuelto a hacer. Aunque la marca estadounidense siempre estuvo asociada a cuerpos casi efébicos, la última campaña de publicidad #MyCalvins no quiere discriminación alguna. Las marcas quieren acercarse a nuevos clientes y «seducir» sus bolsillos. La economía manda.

En esta ocasión reivindica iconos de estilo de todas las edades, como Grace Coddington, la ex mano derecha de Anna Wintour en el Vogue americano, la estilista e ilustradora (echa un vistazo a su Instagram) de melena zanahoria de 75 años que tiene más seguidores aún en el mundo de la moda como la jovencísima modelo Bella Hadid, Justin Bieber o James Rodríguez.  

Así comenta su experiencia, después de años retirada del modelase y jubilada ya del VOGUE USA. «Es divertido pasar a estar del otro lado de la cámara, en particular con fotógrafos tan jóvenes. He sido fotografiada por un buen montón de fotógrafos, pero de la vieja hornada. Tyrone es encantador. Ha sido muy emocionante.»

«Cuando me llamaron me sentí muy halagada. No pudieron pensar que soy joven, porque no lo soy, pero supongo que piensan que soy cool porque creo toda la campaña versa sobre el concepto cool «, ha dicho la señora Coddington con una sonrisa brillante. «Desde mi punto de vista Calvin siempre ha sido genial. Siempre he sido un fan del estilo de vida».

Grace es genial y ronronea en #HersCalvin. Nosotros nos felicitamos por la visibilidad que el mundo de la moda otorga a personas mayores como modelos aspiracionales, contemporáneos, heterogéneos y muy atractivos. ¡Bravo!

its-gorgeous-to-be-grace-coddington-1416175093

No Hay Más Artículos