día de los abuelos

CEAPs reivindica el papel de las personas mayores como agentes integradores de las familias


Los abuelos son un elemento integrador en las familias. Transmiten valores, aportan cariño y experiencia, son el eje sobre elque se articula la familia. Sin embargo, la irrupción de la pandemia ha obligado a que abuelos y nietos hayan sido los dos sectores de la población más distanciados. Por ello, el Círculo Empresarial de Atención a las Personas, CEAPS, pone en marcha lacampaña ‘integrados’, con motivo de la celebración, mañana lunes 26 de junio, del Día de los Abuelos.

“Queremos a las familias cerca, necesitamos a las familias”, subraya la presidenta de CEAPs, Cinta Pascual, quien aboga por quelos centros de personas mayores cuenten siempre con la colaboración esencial de las familias. Y es que, a su juicio, para que el nuevo modelo de atención centrada en la persona sea garantía de éxito, es necesario que “se cuente con el apoyo de las familias y que se impliquen en la vida de los residentes”.

CEAPs reivindica que se tengan que cuentan los propios intereses de las personas mayores para poder acceder al servicio que deseen y en el momento en que lo deseen. Es decir, que tengan derecho a elegir entre vivir en una residencia, cuando así loquieran o requieran, o vivir en su propio domicilio con los apoyos requeridos. “Todos queremos vivir el máximo de tiempo ennuestro hogar y, por ello, apostamos por que las residencias se conviertan en plataformas de servicios reales y efectivas queofrezcan esos servicios a la medida que precisan las personas mayores que opten por vivir en su casa”, apunta Pascual.

“Los centros residenciales hace tiempo que dejaron de ser lugares cerrados”, sostiene la presidenta de CEAPs, quien en paralelodefiende los Centros de Día, “tan castigados por los cierres y paralizaciones decretados por la pandemia”, el servicio de Ayuda Domiciliaria y la Teleasistencia como herramientas “socializadoras” que permiten a los mayores estar con sus familias el mayortiempo posible.

El problema, según denuncia Pascual, es que el sistema de la Dependencia es “tan rígido” que resulta muy complicado inclusorehacer hábitos tan simples y satisfactorios para el residente como ir a comer el fin de semana a casa de sus hijos. “Debemos ser más flexibles”, sostiene, máxime cuando la población con necesidades asistenciales va a ir incrementándose durante los próximos años a medida que lleguen a mayores la generación del baby boom.

Para Cinta Pascual, “es el momento de cambiar el modelo” e inyectar a la Dependencia de “una mayor financiación” que permitadotar a los centros de los recursos necesarios para establecer los modelos de atención centrada en la persona que la actualidad reclama. Más financiación y que “ninguna persona esté en el limbo de la Dependencia”.