Se envejece el doble al comer más de tres raciones diarias de alimentos ultraprocesados

Comer carnes procesadas como salchichas y hamburguesas preparadas, bollería industrial, postres lácteos o pizzas industriales, envejece. Las células aceleran su proceso de envejecimiento cuando en la dieta se incluyen productos ultraprocesados (aquellos que son elaborados con «cinco o más ingredientes, aromatizantes, edulcorantes y conservantes»), según un estudio que ha demostrado la relación entre el consumo de este tipo de alimentos y la longitud de los telómeros, un marcador biológico para determinar la edad y la salud del material genético. Los telómeros se acortan con la edad y factores como la dieta, y mientras más largos, mejor.

Realizado por investigadores del grupo del Ciber de Obesidad y Nutrición (Ciberobn) y la Universidad de Navarra el trabajo asegura que «aquellos participantes con el mayor consumo de ultraprocesados tienen casi el doble de probabilidades de tener telómeros cortos en comparación con los que consumen menos», mantiene el equipo dirigido por la investigadora Amelia Martí en un artículo publicado en ‘American Journal of Clinical Nutrition’.

Ahora bien, para que el riesgo de tener telómeros más cortos sea el doble que los que tienen una dieta sana y balanceada se deben ingerir unas tres porciones al día, incluyendo bebidas carbonatas, según el estudio que se basó en una muestra de 886 personas entre 57 y los 91 años.

«El hallazgo más importante y novedoso fue que un alto consumo de esos alimentos ultraprocesados, de más de tres raciones al día, deteriora los telómeros y acelera su acortamiento», dicen los investigadores, que tuvieron como antecedentes otros estudios internacionales que han vinculado la mortalidad prematura con el alto uso de este tipo de alimentos. La vitalidad de las células reflejadas en este marcador no está relacionada con la «inmortalidad», aclaran los autores, pero sí con una mejor calidad de vida.

Fuente: El Correo

No Hay Más Artículos