Un equipo de investigación del Departamento del Instituto de Electrónica inspirada en la Investigación Interdisciplinaria (EIIRIS) de la Universidad de Tecnología Eléctrica e Informática y de Ingeniería Electrónica de Toyohashi (Japón) ha desarrollado una metodología aplicable a numerosas microagujas flexibles de alta relación de aspecto, para reducir la invasividad y proporcionar perforaciones de tejido cerebral más seguras que las ofrecidas por enfoques convencionales. El material soluble de las microagujas multiplica las oportunidades para realizar perforaciones cerebrales.

La tecnología de las agujas-electrodo a microescala ha mejorado las aplicaciones de la ciencia del cerebro y de la ingeniería, así como los estudios electrofisiológicos, de medicamentos, sistemas químicos, y optogenéticos.

Sin embargo, uno de los retos es reducir el daño producido a los tejidos/neuronas asociado a la perforación de la aguja, en particular para el experimento de inserción crónica y futuras aplicaciones médicas. Una estrategia de solución es utilizar agujas microescala de diámetro (por ejemplo, <5 micrómetros) con propiedades flexibles. Sin embargo, las limitaciones físicas de tales agujas no pueden penetrar en el cerebro y otros tejidos biológicos debido a la fracturación en la perforación.

Esta imagen muestra microagujas flexibles que se introducen en el tejido cerebral.

Fuente de la imagen: Toyohashi University of Technology.

Investigación original: Abstract for “Dissolvable Base Scaffolds Allow Tissue Penetration of High-Aspect-Ratio Flexible Microneedles” by Satoshi Yagi, Shota Yamagiwa, Yoshihiro Kubota, Hirohito Sawahata, Rika Numano, Tatsuya Imashioya, Hideo Oi, Makoto Ishida, and Takeshi Kawano in Advanced Healthcare Materials. Published online August 6 2015 doi:10.1002/adhm.201500305

No Hay Más Artículos