Alrededor de la mitad de los pacientes con enfermedad de Alzheimer desarrollan síntomas de psicosis, como delirios o alucinaciones.

Pero los mecanismos patológicos que subyacen a los síntomas psicóticos no están claros, lo que limita la capacidad de gestionar y  aplicar un tratamiento adecuado. Algunos estudios han sugerido que están relacionados con las causas subyacentes de la enfermedad, como los depósitos de proteínas que se encuentran en el cerebro de pacientes con Alzheimer, pero otros no encontraron correlación.

Un estudio publicado en Journal of Alzheimer’s Disease encontró que la enfermedad cerebrovascular es un determinante importante de la psicosis en personas con enfermedad de Alzheimer. La enfermedad cerebrovascular es un grupo de condiciones que restringen la circulación de la sangre al cerebro.

«El 19% de las personas con Alzheimer que viven en la comunidad tienen delirios y un 14% presenta alucinaciones»

Utilizando la base de datos del National Alzheimer’s Coordinating Centre recogidos de un total de 29 centros  sobre la enfermedad de Alzheimer en Estados Unidos entre 2005 y 2012, los investigadores dirigidos por el Dr. Corinne Fischer, psiquiatra e investigador en el St. Michael’s Hospital, analizaron los datos de la autopsia de 1.073 personas.

De las 890 personas que habían sido diagnosticadas clínicamente con la enfermedad de Alzheimer mientras estaban vivos, las personas con mayor probabilidad de padecer síntomas psicóticos fueron aquellas cuyas autopsias demostraron que tenían más signos físicos de la enfermedad de Alzheimer, tales como placas neuríticas (depósitos de proteínas) y ovillos neurofibrilares (fibras encontradas dentro de las células cerebrales).

Pero cuando estudiaron a las 728 personas cuyas autopsias confirmaron que tenían la enfermedad de Alzheimer, las personas con psicosis no mostraron un aumento de las pruebas físicas de la enfermedad de Alzheimer. El Alzheimer sólo se puede confirmar a través de una autopsia, por lo que algunos pacientes en el grupo clínicamente diagnosticado habían sido mal diagnosticados con Alzheimer.

En ambos grupos de pacientes, la psicosis correlacionó significativamente con cuerpos de Lewy, agregados anormales de proteínas que se encuentran en las células nerviosas de pacientes con la enfermedad de Parkinson. Esto no fue un hallazgo inesperado ya que la psicosis es prominente cuando la demencia acompaña a la enfermedad de Parkinson.

Lo que era totalmente inesperado fue el papel prominente en la psicosis de los factores de riesgo vascular (hipertensión, la diabetes, la edad al dejar de fumar) y las lesiones cerebrales relacionadas con la enfermedad de pequeños vasos.

Se cree que alrededor de un 19% de las personas con Alzheimer que viven en la comunidad (en lugar de en las instituciones) tienen delirios y un 14% presenta alucinaciones. Los síntomas psicóticos son significativos en los pacientes de Alzheimer, ya que se ha demostrado que se asocia con el aumento de la carga de los cuidadores, un aumento de la disminución funcional y una progresión más rápida de la enfermedad.

Fuente: Neurosciencenews

Imagen : Flavia Silva Allende