Afrontar una pandemia

A los adultos de 60 años o más les ha ido mejor emocionalmente en comparación con los adultos más jóvenes (18-39) y los adultos de mediana edad (40-59) en medio de la pandemia de COVID-19, según una nueva investigación de la UBC publicada recientemente en el Journal of Gerontology: Psychological Sciences.

Con base en los datos recopilados entre mediados de marzo y mediados de abril de este año, los investigadores encontraron que los adultos mayores experimentaron un mayor bienestar emocional y se sintieron menos estresados ​​y amenazados por la pandemia.

Los hallazgos proporcionan nueva evidencia de que las personas mayores son emocionalmente resilientes a pesar de que el discurso público a menudo retrata su vulnerabilidad.

También esta investigación ha encontrado que los adultos más jóvenes tienen un mayor riesgo de soledad y angustia psicológica durante la pandemia.

La investigación

Para el estudio, los investigadores analizaron datos de 776 participantes de entre 18 y 91 años, que vivían en Canadá y los EE.UU. y realizaron encuestas diarias durante una semana sobre sus factores estresantes, eventos positivos y su bienestar emocional durante las primeras semanas de la pandemia.

Se seleccionó el período de tiempo ya que probablemente sería el período de mayor interrupción e incertidumbre a medida que los gobiernos locales, provinciales y estatales comenzaron a emitir órdenes para quedarse en casa.

Klaiber dice que la diferencia en los niveles de estrés informados puede ser el resultado de factores estresantes relacionados con la edad y qué tan bien responden los diferentes grupos de edad al estrés.

Los adultos jóvenes y de mediana edad se enfrentan a desafíos familiares y laborales, como trabajar desde casa, educar a los niños en casa y el desempleo. También son más propensos a experimentar diferentes tipos de factores estresantes no pandémicos en curso que los adultos mayores, como los conflictos interpersonales.

Si bien los adultos mayores se enfrentan a factores estresantes como tasas más altas de contracción de la enfermedad, complicaciones graves y mortalidad por COVID-19, también poseen más habilidades de afrontamiento para lidiar con el estrés a medida que son mayores y más sabios.

El estudio también revela que los adultos mayores y de mediana edad experimentaron más eventos positivos diarios, como interacciones sociales positivas remotas, en el 75 por ciento de sus encuestas diarias, lo que ayudó a aumentar las emociones positivas en comparación con los adultos más jóvenes.

Si bien los eventos positivos llevaron a un aumento de las emociones positivas en los tres grupos de edad, los adultos más jóvenes tuvieron los eventos menos positivos pero también se beneficiaron más de ellos. Este es un buen recordatorio para que los adultos más jóvenes creen más oportunidades para experiencias positivas remotas o físicamente distanciadas como una forma de mitigar la angustia durante la pandemia.

Los investigadores esperan que sus hallazgos ayuden a informar el desarrollo de programas y estrategias para reforzar la salud mental de adultos de todas las edades.

LeerEl antes y el después de la pandemia en residencias para mayores

Referencias:

  1. Klaiber, P., et al. (2020) The ups and downs of daily life during COVID-19: Age differences in affect, stress, and positive events. The Journals of Gerontology: Series B.doi.org/10.1093/geronb/gbaa096.

No Hay Más Artículos