¿Por qué la música?

Múltiples estudios de investigación han demostrado la eficacia de la música en los síntomas emocionales y conductuales de la demencia, así como su capacidad para mejorar la cognición en la enfermedad de Alzheimer.

Música individualizada en los iPods

Dan Cohen, un Trabajador Social pensó en la felicidad que sentía cada vez que le daba al «Play» a su iPod , ¿cómo podría aplicar esta idea para que las personas mayores también pudiesen disfrutar de la magia de la música? No lo dudó un momento y pasó a la acción. Quiso probar la idea de usar el iPod para reproducir música con personas en de distintas residencias de ancianos. Empezó como voluntario en 2006 y ha creado listas de reproducción personalizadas en los iPods para los residentes en base a sus intereses y sus canciones favoritas.

Encontró que los residentes, los miembros del personal y las familias respondieron igual de positivamente, y en lugar de aislar a los residentes, la música animó a la interacción con los demás.

Una de las respuestas de los residentes al escuchar su propia música fue grabada en vídeo y demuestra una respuesta positiva de forma espectacular. Puedes ver el vídeo a continuación.

La música como una forma de mejorar la calidad de vida

Como miembros de la familia, amigos y profesionales que atienden a personas con demencia, tenemos que reconocer que la música es un recurso a menudo sin explotar y valioso. Estamos constantemente buscando maneras de mejorar la calidad de vida en la demencia, y la música es una forma en la que podemos hacerlo sin los efectos secundarios potenciales de los medicamentos.

Recuerda que puedes tardar algo más que en encender la radio para un paciente o un ser querido disfrute de esta actividad. Puede que tengas que buscar su música favorita, que ni si quiera la hayas escuchado jamás y tengas que hacer tus propias grabaciones para él/ella.

También puedes optar por dar a conocer y compartir con los demás lo beneficioso que puede llegar a ser este pequeño esfuerzo de selección musical. Nosotros ya hemos dejado hecho nuestro testamento sonoro, ¡lo guardaremos a buen recaudo! Sólo necesitas un reproductor de mp3, unos auriculares y una buena dosis de amor para regalar momentos hermosos a una persona con demencia. ¡Adelante!

Fuente:

Music and Memory. Research. http://musicandmemory.org/music-brain-resources/current-research/

No Hay Más Artículos