En la actualidad las tecnologías cumplen un rol fundamental en la vida de las personas, esto genera que muchas veces exista una distancia entre aquellas generaciones que poseen mayor y menor conocimiento. Es así como conversamos con Javiera Rosell Cisternas, quien es Psicóloga Pontificia Universidad Católica de Chile, PhD (c) en Psicología UC,  Especialista en Psicogerontología y Magíster en Psicogerontología, Universidad Maimónides, Argentina. Diplomada en Administración y gestión de servicios sociales para personas mayores UC. Actualmente docente Escuela de Psicología UC. Adscrita al Instituto MIDAP y quien se encuentra en un proceso de investigación de la relación entre el bienestar psicológico y el uso de la TIC en personas mayores.

N:  Javiera ¿cómo nace el interés tuyo en la temática de tecnologías y envejecimiento?.

J: Yo me dedico al trabajo en gerontología, específicamente en psicogerontología, que aborda los aspectos psicológicos del envejecer. Esto se unió a mi interés por las tecnologías en general, ya que siempre me ha importado estar actualizada de los avances en la materia.  Así, me di cuenta que el uso de tecnologías de la información y la comunicación puede ser muy provechoso para favorecer la calidad de vida de las personas mayores, pero si no lo hacemos bien, podemos generar el efecto contrario. Entonces, me puse a explorar de qué forma usan la tecnología las personas mayores, qué opinan de las nuevas tecnologías, cuáles son sus temores y obstáculos al utilizarla, etc.

N:¿Qué piensas del uso de las TIC y las personas mayores hoy en Chile?

J: En Chile el uso de TIC por parte de personas mayores es un tema emergente pero que se está volviendo cada vez más popular. Aún sigue muy asociado el nivel educativo, es decir, a mayor nivel educativo hay un mayor uso de tecnología, lo que también tiene que ver con un mayor acceso a estos dispositivos.

En este sentido, debemos trabajar en disminuir las brechas digitales y poder fomentar los beneficios del uso de TIC en toda la población mayor. Además, hay que considerar que muchos servicios se están volviendo 100% online, por o tanto, no podemos permitir que los mayores queden fuera de estos cambios.

Respecto a las formas de uso, al igual que en otros países, hay un gran énfasis en el uso de tecnología para la informarse y comunicarse. Mi propuesta es que la entretención a través de tecnologías también es un aspecto importante que hay que fomentar, ya que favorece la estimulación cognitiva y, si se quiere, también la estimulación a nivel físico.

 

‘Los años necesarios’, un libro para combatir la soledad de personas mayores

N:¿Cómo vez la situacion alrededor del mundo comparado con nuestro panorama nacional?

J: Aún tenemos poca evidencia en Chile respecto al uso de TIC y el impacto que tiene en el bienestar de personas mayores, por eso es difícil comparar. En otros países como Estados Unidos, Japón y China, hay más evidencia que da cuenta de la importancia del tema. Por ejemplo, en Asia ya se está trabajando en una tecnología más avanzada, como la robótica, y se está pensando en cómo estos dispositivos pueden favorecer el cuidado de personas mayores dependientes.

Me atrevería a decir que en Chile, al igual que en otros países, se ha encontrado efectos positivos en la disminución de la soledad de personas mayores a través del uso de tecnologías.

N: Sabemos que estas realizando una investigación. ¿Cuéntanos un poco acerca de ello?

J: Mi investigación se enfoca en determinar si existe un efecto del uso de TIC en el bienestar de las personas mayores, particularmente el bienestar psicológico. En este sentido, queremos explorar si el uso de tecnología impacta en la sintomatología ansiosa, depresiva y la satisfacción vital de personas mayores. Además, queremos indagar en cuáles son las formas de uso de tecnología que más influyen en el bienestar de personas mayores (p.ej. el comunicarse, el informarse, el jugar, etc.) 

N: ¿Cuáles son los requisitos para participar si alguno de nuestros lectores los cumple y donde te pueden ubicar?

J: Para participar solamente es necesario tener 60 años o más y residir en Chile. El link para responder el cuestionario del estudio es: https://personasmayores.questionpro.com/ También me pueden ubicar en mi correo jerosell@uc.cl.

Por Nicolás Cisternas Sandoval. Especialista en Psicogerontología. Universidad Maimonides, Argentina. Corresponsal Chile, Argentina y Uruguay.

 

De la fragilidad a la fortaleza, Qmayor ante el COVID-19

 

Dileri Montalvo nos abre las puertas de Belmont Village. Una nueva propuesta de cuidados en México