Incontinencia en personas mayores durante el verano

El verano ya está aquí oficialmente y, junto con un aumento de la temperatura, puede provocar ansiedad y estrés para quienes viven con incontinencia. Durante los próximos meses, a medida que las fronteras se vuelvan a abrir y las pautas de distanciamiento social se flexibilicen, los eventos y actividades al aire libre planificados pueden volver a la normalidad. Muchas ciudades también han abierto parques y rutas de senderismo para aquellos que deseen pasar tiempo al aire libre. Esto significa un acceso limitado a los baños, mientras que el clima más cálido también requerirá menos capas de ropa, lo que dificultará ocultar un episodio de incontinencia.

Estos cambios, junto con las luchas diarias que las personas que viven con incontinencia enfrentan, pueden llevar a evitar ciertas situaciones y actividades por completo, creando finalmente sentimientos de aislamiento y depresión. Sin embargo, hay varios pasos y medidas preventivas que los cuidadores pueden tomar para ayudar a disminuir la ansiedad, el estrés y los sentimientos negativos que pueden surgir para las personas con incontinencia cuando llega el verano.

Planificar el tiempo

¿Qué viene primero: ansiedad o incontinencia? La incontinencia puede causar estrés y ansiedad tanto como el estrés y la ansiedad pueden aumentar la probabilidad de fugas. Para ayudar a reducir la ansiedad y el estrés y, a su vez, los accidentes que ocurren, planifica con anticipación los eventos, viajes y salidas.

El día antes de salir de viaje o a realizar cualquier actividad, localiza en tu destino los baños disponibles, tanto durante el viaje como una vez que llegues. Hay varias aplicaciones que puedes descargar, como ‘Aseos cerca’ (Toilet Finder WorldWide en inglés), que no solo te informan dónde están los baños, sino también su grado de limpieza y accesibilidad  para ayudarte a planificar adecuadamente.

Asegúrate de programar también descansos pasando por el baño durante tu salida. Las fugas y accidentes inesperados pueden aparecer rápidamente, pero la asignación de cinco a 10 minutos cada dos horas para hacer un descanso rápido puede ayudar a evitar que surjan problemas imprevistos.

Productos apropiados

Un paso clave en salidas exitosas para una persona con incontinencia es asegurarse de tener los productos que necesita. Probablemente estés familiarizado con los productos de incontinencia diaria que usa tu familiar, pero asegúrate de traer todos los complementos adicionales que necesites (calzoncillos y / o toallas) para tener en cuenta los múltiples cambios a lo largo del día. También podrá ser de ayuda llevar unos cuantos guantes y toallitas sanitarias para permitir cambios sin complicaciones, junto con pequeñas bolsas de basura para guardar la ropa sucia.

Especialmente para viajes de más de una hora, lleva algunos empapadores o cojines impermeables para que la persona pueda sentarse cómodamente. Esto ayudará a aliviar su mente sobre posibles fugas de orina en el coche. En caso de un accidente o una fuga en el coche o en el viaje, lleva también un cambio extra de ropa, algo que se parezca al atuendo que lleva puesto ayudará a mantener los cambios de vestuario necesarios de la forma más discreta posible.

Dieta e Hidratación

Como ya sabrás, la dieta ayuda mucho a controlar la incontinencia. Los alimentos llenos de fibra, así como ciertas frutas, verduras y carbohidratos saludables, pueden ayudar a promover una vejiga saludable y regular, mientras que los alimentos picantes, la cafeína y los lácteos pueden aumentar la probabilidad de fugas.

Un desayuno equilibrado de avena y bayas es un gran comienzo para cualquier día lleno de eventos. Acompaña esto con un sándwich lleno de proteínas en pan integral con verduras para el almuerzo, además de saciar el apetito será de gran ayuda para reducir la incontinencia.

Es importante considerar también la dieta en los días previos a un viaje o evento. Las comidas cargadas de lácteos o especias pueden afectar la vejiga por períodos prolongados y pueden causar repercusiones en salidas y viajes varios días después. Eliminar por completo estos alimentos irritantes de la vejiga de la dieta ayudará a controlar la incontinencia a diario.

Si bien puede parecer contradictorio, mantenerse hidratado es una parte importante del manejo de la incontinencia. Es especialmente importante durante los cálidos meses de verano y cuando pasamos tiempo al aire libre, cuando la deshidratación es más probable debido a una mayor actividad. Opta por el agua y evita las bebidas que puedan agravar la vejiga, como el café y el té. Es importante mantenerse hidratado bebiendo agua durante todo el día en lugar de beber grandes cantidades unas pocas veces, lo que puede llenar rápidamente la vejiga y causar accidentes.

Si tu familiar intenta evitar beber agua en un intento por disminuir las fugas de orina, recuérdale la importancia de mantenerse hidratado para reducir las infecciones del tracto urinario (ITU). Las infecciones del tracto urinario son a menudo más comunes en personas que viven con incontinencia y el emparejar este mayor riesgo con la deshidratación finalmente causará más problemas.

No Hay Más Artículos