Caídas y personas mayores

Las caídas en las personas mayores son un problema importante de salud pública que, a menudo, resulta en dolor prolongado, deterioro funcional, discapacidad, ingreso prematuro en una residencia de ancianos, mayor duración de la estancia en los hospitales y mortalidad. Las caídas de personas mayores en los hospitales son comunes, con tasas que varían de 3 a 17,1 caídas por cada 1000 camas días.

Un estudio longitudinal que utilizó datos de la Base de datos nacional de indicadores de calidad de enfermería (NDNQI) recopilados entre 2004 y 2009 encontró una disminución en las tasas generales de caída de los pacientes. Sin embargo, las caídas en los hospitales suelen ocurrir en personas mayores de 65 años. En las personas mayores hospitalizadas, las caídas han aumentado constantemente durante las últimas 3 décadas y se prevé que las cifras aumenten significativamente debido a aumentos sustanciales en el envejecimiento de la población.

Las caídas se identifican como eventos de alto volumen y alto costo que podrían prevenirse razonablemente mediante la aplicación de pautas basadas en evidencia. El resultado es una meta de cero caídas para muchos entornos de atención sanitaria, donde el personal de enfermería es responsable de brindar atención directa a los pacientes y de cumplir con el objetivo de cero caídas del hospital. Sin embargo, es escaso el conocimiento sobre el impacto de las «caídas cero» en enfermeras, pacientes y la organización.

El estudio que explora la prevención de caídas

Un grupo de investigadores de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Wisconsin-Madison, llevó a cabo un estudio cualitativo,  para explorar las experiencias de las enfermeras con la prevención de caídas en entornos hospitalarios y el impacto de esas experiencias en la forma en que las enfermeras ofrecen atención a los pacientes con riesgo de caídas.

Veintisiete enfermeras y auxiliares de enfermería certificadas participaron en entrevistas en profundidad. Se desarrolló un modelo conceptual que ilustra el impacto de los mensajes intensos de la administración de enfermería para prevenir las caídas de los pacientes en las enfermeras, las acciones que las enfermeras llevan a cabo para abordar el mensaje y las consecuencias para las enfermeras, los pacientes adultos mayores y la organización.

Resultados del estudio

Los mensajes intensos de la administración del hospital para lograr el objetivo «cero caídas» dieron como resultado que las enfermeras desarrollaran un miedo a las caídas, se protegieran a sí mismas y a la unidad, y restringieran a los pacientes con riesgo de caídas como una forma de detener los mensajes y cumplir con el objetivo del hospital.

Se hacen evidentes las consecuencias no deseadas y potencialmente dañinas para las enfermeras y los pacientes adultos mayores. Generalmente, se carece de una base de pruebas sólida para la prestación de atención a los pacientes con riesgo de caídas. En este sentido, se necesitan más investigaciones para comprender mejor cómo las enfermeras ofrecen apoyos a los pacientes con riesgo de caídas. Existe la necesidad de intervenciones centradas en el paciente y basadas en unidades que eviten las caídas del paciente y también preserven la función del paciente.

Los resultados de este estudio identifican las consecuencias no deseadas del mensaje de prevención de caídas en enfermeras y pacientes adultos mayores. Se necesitan más investigaciones para comprender cómo las enfermeras atienden a los pacientes con riesgo de caídas.

LeerEl Síndrome Confusional Agudo en el Adulto Mayor desde la Enfermería Geriátrica

Fuente:

  1. Barbara King, PhD, APRN-BC, Kristen Pecanac, PhD, RN, Anna Krupp, RN, PhD(c), Daniel Liebzeit, RN, BS, Jane Mahoney, MD, MS, Impact of Fall Prevention on Nurses and Care of Fall Risk Patients, The Gerontologist, Volume 58, Issue 2, April 2018, Pages 331–340, https://doi.org/10.1093/geront/gnw156

No Hay Más Artículos