sueño dormir salud coronavirus

Las posiciones para dormir afectan a la calidad de tu sueño

Dormir y descansar

No hay nada de malo en admitirlo: muchos de nosotros hemos estado un poco inquietos (tal vez incluso más que un poco) durante la pandemia, soportando los cambios que ha traído a nuestras vidas, lidiando con horarios diarios que pueden hacernos dormir más de lo habitual o apenas nada.

Si bien es crucial tratar de mantener un horario de sueño constante a pesar de los cambios en nuestra rutina, también es importante saber que nuestra posición para dormir puede jugar un papel importante en nuestro bienestar y que elegir la mejor posición para dormir podría ayudarnos a aprovechar los beneficios de dormir mejor.

Estas son algunas de las mejores posiciones para dormir, junto con sus pros y contras:

Dormir boca arriba

Según la Encuesta Nacional del Sueño, solo el 10 por ciento de las personas duermen boca arriba. Dormir boca arriba puede ayudar a reducir el dolor de cuello debido al soporte de la columna. La posición puede ayudar a la digestión, especialmente si te has ido a la cama poco después de una comida copiosa. Sin embargo, las personas que duermen boca arriba que roncan tienden a roncar con más intensidad debido a la apnea del sueño, ya que esta posición puede hacer que sus vías respiratorias se estrechen.

Dormir de lado

Muchos se posicionan entre las personas que duermen de lado. Un estudio de 2015 de la Universidad de Stony Brook encontró que esta posición para dormir puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo al ayudar a eliminar los desechos cerebrales.

Dormir de costado también despeja las vías respiratorias y promueve tanto el flujo sanguíneo como la circulación de tu corazón, lo que lo hace ideal para las personas con apnea del sueño. Y mientras te acurruques con una almohada, no tendrás que preocuparte por el dolor de espalda y cuello mientras duermes.

Dormir boca abajo

Pocas son las personas que afirman dormir boca abajo, por lo que parece ser la posición para dormir menos popular. Aún así, tiene sus propios beneficios. Por ejemplo, las personas que duermen boca abajo pueden respirar mejor, por lo que las personas con apnea del sueño descansarían mejor en esta posición.

Curiosamente, al igual que la posición para dormir boca arriba, dormir boca abajo también es ideal para quienes generalmente viven con indigestión y otros problemas digestivos. Dormir boca abajo añade presión a las articulaciones, por lo que es menos que ideal para quienes tienen dolor en las articulaciones y cuellos problemáticos.

Si tienes problemas para dormir, prueba con una posición diferente para ver si la nueva postura marca la diferencia.

Si bien algunas personas creen en la psicología de la posición para dormir, otras la ven como una pseudociencia, tan frecuente hoy en día debido tanto a la explosión de desinformación como a nuestra capacidad natural para ver patrones donde no existen.

Leer¿Una manta de peso realmente te ayuda a dormir?