La doctora Judith Álvarez Otero, médica internista perteneciente a SOGAMI (Sociedade Galega de Medicina Interna) y que actualmente ejerce en POVISA,  advierte que “el colapso hospitalario -motivado por la tercera ola de la pandemia- así como la falta de sanitarios derivada de esta situación podrían retrasar los planes de vacunación. Es muy importante que todos sigamos manteniendo las normas que ya conocemos para que la vacunación pueda seguir adelante”.

 

Repasamos con la profesional la importancia y características de las vacunas:

“Es importante vacunarse porque es la única arma que tenemos en la lucha contra el virus y la forma de acabar con la pandemia. La vacuna nos protege, en principio, de desarrollar enfermedad sintomática. También es necesario que se vacunen el mayor número de personas posible para lograr la inmunidad de grupo.

Las vacunas ARNm (ARN Mensajero) son un nuevo tipo de vacunas. Estas vacunas enseñan a nuestras células a producir una proteína, en este caso la proteína Spike, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo. Esa respuesta inmunitaria, que produce anticuerpos, es la que nos protege de la infección viral”.

Ante la duda que aún persiste en muchos ciudadanos sobre si la seguridad de estas vacunas se ha visto comprometida debido a la rapidez con la que se han desarrollado, la doctora responde que “tenemos todas las garantías de seguridadpuesto que han pasado todas las fases de los ensayos clínicos y los controles internacionales correspondientes.

Estas vacunas no se han desarrollado solamente en estos meses. Se empezó a investigar en vacunas contra coronavirus desde el brote de SARS de 2003, así que lo que vemos ahora es el fruto de muchos años de investigación científica”.

Todavía no sabemos si tendremos que vacunarnos todos los años, como con la gripe. “Por el momento eso todavía no está establecido. Faltan datos para saber cuánto dura la respuesta inmune producida. Se recomiendan las dosis utilizadas en los ensayos clínicos de cada vacuna”, afirma la doctora Álvarez Otero.

Grupos desaconsejados

“Aunque no hay ningún indicio de problemas de seguridad en la vacunación de embarazadas, no hay evidencia suficiente para recomendar su uso durante el embarazo. Se puede valorar en grupos de alta exposición o alto riesgo de complicaciones.

Está contraindicada en personas que han sufrido reacciones alérgicas graves a sus componentes  y se recomienda con precaución en pacientes con reacciones alérgicas graves.

Los niños y adolescentes menores de 16 años no están autorizados a recibir la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech en este momento y los menores de 18 años no están autorizados a recibir la vacuna Moderna COVID-19 en este momento”.

Finalmente, la internista lanza un mensaje a los que todavía son reacios a vacunarse: “La ciencia intenta ayudarnos a superar dificultades, como por ejemplo esta pandemia que estamos viviendo. La vacuna tiene todas las garantías de seguridad que se necesitan para su administración y es la única forma de poner fin a tantos muertos y de volver a la vida tal y como la conocíamos”.

LeerLas medidas de control del coronavirus aumentan el edadismo en todo el mundo

No Hay Más Artículos