residencias de mayores Personas mayores

31 casos activos de COVID-19 en residencias de mayores navarras


Las residencias de mayores de Navarra tienen 31 casos activos de COVID-19, según informa el Departamento de Derechos Sociales, y sólo una persona ha requerido hospitalización. No hay casos en los centros de discapacidad.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha destacado “la eficaz y rápida reacción de los centros frente a los brotes que se han dado en el último mes. De 16 brotes (13 en centros de mayores y 3 de discapacidad), 11 ya están superados”.

“Los protocolos de actuación y medias de contingencia que se han planificado están permitiendo acotar los episodios que se están produciendo y evitar su extensión.  En este momento no tenemos ningún caso en los 55 centros de discapacidad y los casos se concentran en 5 de los 72 centros de mayores, apenas un 7% de las residencias”, ha informado la consejera.

Como se recordará, el pico de casos activos se registro el pasado 13 de agosto, con un total de 100 personas contagiadas. Desde entonces la tendencia ha sido a la baja, con ligeros repuntes algunas semanas.

De las 31 personas mayores afectadas a día de hoy, localizadas en 5 centros, 16 cursan la enfermedad en su centro (13 con síntoma y 3 asintomáticas). Han sido trasladadas al recurso intermedio 14, mientras que sólo una permanece ingresada en un centro hospitalario.

En la última semana no se han dado nuevos fallecimientos por COVID-19, de personas residentes, que se elevan en esta quinta ola a 16.

En cuanto a los profesionales que trabajan en las residencias, están activos 15 casos positivos en los centros de mayores; de ellos 11 presentan síntomas y 4 son asintomáticos. En lo que respecta a los centros de discapacidad, hay 5 profesionales afectados; 3 sintomáticos y 2 asintomáticos.

Como viene haciendo en las últimas semanas, pese a la mejora de la situación epidemiológica general, el descenso de casos y número de centros con brotes, desde Derechos Sociales insisten en la necesidad de mantener la máxima prevención, dada la especial vulnerabilidad de las personas que residen en estos centros, muchas de ellas de edad muy avanzada y con múltiples patologías.

Fuente: Gobierno de Navarra