Los cambios de estación y sus correspondientes variaciones de clima y de temperatura afectan directamente sobre la salud de la piel. Esto se acentúa especialmente con el paso de los años, ya que la epidermis se vuelve más fina, lo que produce que la piel esté menos protegida y sea más sensible a estos cambios.

En definitiva, en estas épocas nuestra piel sufre más de lo habitual y, en muchas ocasiones, estos cambios de temperaturas llegan a considerarse incluso agresiones para la barrera cutánea. Para luchar contra estos efectos, es importante que nuestra piel esté correctamente hidratada y protegida.

Para ayudarnos a fortalecer la barrera cutánea, los productos de Imedeen cuentan con el exclusivo Complejo Marino, un extracto de cartílago marino que aporta colágeno. Por su parte, Imedeen Time Perfection®  incluye la fórmula LycoPhense GS Forte®, que contiene extracto de tomate, extracto de semilla de uva, vitamina C y zinc, para la defensa de la piel. En cuanto a Imedeen Prime Renewal® , la fórmula ViTea® contiene extracto de té blanco, vitamina C, extracto de tomate, extracto de semilla de uva y vitamina E.

Algunos de estos componentes como la vitamina C o el zinc contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo, combatiendo la acción de los radicales libres en la piel. Además, desempeñan un papel clave en la síntesis normal de ADN, en el mantenimiento de la piel en condiciones normales y en el proceso de división celular.

El resultado es que estos comprimidos, tomados a diario en la dosis recomendada en cada caso, ayudan a mantener la firmeza de la piel y a la formación normal de colágeno, contribuyen a sentir la piel de la cara y el cuerpo más tersa y flexible, reducen la aparición de las arrugas y las líneas de expresión, mejoran la calidad y la hidratación de la piel y protegen las células frente al daño oxidativo.

Imedeen Prime Renewal® en Amazon

En definitiva, es importante reforzar la piel frente a los cambios bruscos de temperatura en todas las etapas de la vida, pero sobre todo con el paso de los años, ya que las estructuras esenciales para el sostén de la piel comienzan a deteriorarse y, cuanto más expuesta haya estado, más ayuda extra se necesitará para mantenerla suave y flexible.

No Hay Más Artículos