Colágeno y salud

El colágeno ha sido parte del régimen de belleza de las mujeres durante siglos, especialmente en China. La gente creía que comer proteínas de peces y partes de animales, como patas de cerdo, aletas de tiburón y piel de burro, podría dar una piel más lisa y reducir los efectos del envejecimiento.

En los últimos años, numerosas compañías han introducido nuevas formas del producto, desde inyectables hasta colágeno comestible.

Los estudios asociaron el consumo de colágeno para mejorar la salud de la piel, mejorar los síntomas de la artritis, una cicatrización más rápida de las heridas y un menor riesgo de desgaste muscular. Con el creciente número de productos disponibles en el mercado y la evidencia de sus beneficios para la salud, el colágeno resulta un atractivo negocio para la industria de la belleza.

Se estima que el mercado de colágeno podría crecer a los 6.5 mil millones de euros para el año 2025. Sin embargo, algunos expertos muestran su preocupación por el uso creciente del producto animal.

Definitivamente se encuentra entre los tres principales productos sobre los que la gente pregunta, y parece que es prometedor en algunas áreas diversas de la medicina. Sin embargo, también es uno de los más extravagantes y controvertidos.

El colágeno sirve como el «pegamento que mantiene unido al cuerpo». El cuerpo pierde el 1 por ciento del colágeno natural cada año cuando las personas alcanzan la mitad de los 20 años y la cifra crece al 30 por ciento durante los primeros cinco años de la menopausia.

Las personas pueden ver los efectos del colágeno si se ingieren. Los estudios mostraron que el cuerpo no absorbe bien la proteína animal cuando se inyecta o aplica sobre la piel.

Los efectos del colágeno en la piel

Solo en los últimos años, se han realizado algunos estudios impresionantes que demuestran que el colágeno ingerible puede afectar la apariencia de la piel.

Una investigación realizada en 2014 mostró que las mujeres que tomaron 2.5 o 5 gramos de colágeno diariamente durante ocho semanas tenían una mejor elasticidad de la piel incluso entre los 35 y 55 años. Otro estudio encontró que al menos 1 gramo por día de un suplemento de colágeno derivado de pollo podría ayudar a reducir la piel sequedad en un 76 por ciento y arrugas visibles en un 12 por ciento.

¿Envejece menos la piel negra?

Una revisión de ocho estudios de 2019 sugirió que el uso a corto y largo plazo de suplementos de colágeno oral puede aumentar la cicatrización de heridas y retrasar el envejecimiento de la piel. Sin embargo, muchos estudios que exploraron los beneficios del colágeno fueron pequeños, parcialmente financiados por la industria o perdieron el impacto potencial de ingerir proteínas de origen animal.

Los dermatólogos y los grupos de consumidores compartieron la misma preocupación. Dijeron que las pieles, los huesos y los tejidos nerviosos, particularmente los de las vacas, pueden transmitir enfermedades a los humanos, como la encefalopatía espongiforme bovina, también conocida como enfermedad de las vacas locas.

No Hay Más Artículos