La cocina terapéutica

Si eres una de esas personas que disfruta en casa haciendo tus propias comidas, podrías estar experimentando inconscientemente los efectos terapéuticos de la cocina. La actividad de cocinar proporciona alivio del estrés, la ansiedad y la depresión, entre otras condiciones de salud mental en aumento durante la pandemia del Covid-19.

Los terapeutas también lo recomiendan como una búsqueda relajante legítima para hacer frente a la angustia mental.  A veces, la cocina incluso se incorpora a los programas de tratamiento, y se anima a las personas a practicar la cocina por su cuenta para centrarse en algo positivo.

Cocinar ayuda a las personas a desarrollar un nuevo pasatiempo que es estimulante y divertido, al mismo tiempo que amplía sus habilidades culinarias. Seguir diferentes recetas y experimentar con la gastronomía de diferentes culturas podría hacer que el día sea más interesante de lo habitual, estimulando la vida de rutinas.

Algunos beneficios para la salud que ofrece la cocina:

Nutre la mente

Mientras cocinas para ti mismo, es más fácil usar ingredientes que son buenos para la salud del cerebro. Todo está bajo tu control. Los aminoácidos, los ácidos grasos omega-3, las vitaminas B, el zinc y el magnesio son algunos de los nutrientes esenciales que pueden nutrir la mente, según Psychology Today.

Comprar Productos de Magnesio en Amazon.

Comer alimentos antiinflamatorios como bayas, pescado, nueces y semillas podría proteger al cerebro del deterioro cognitivo y la demencia. Como beneficio adicional, estos alimentos reducen el estrés oxidativo, disminuyen la inflamación, mejoran el azúcar en la sangre y reducen las posibilidades de desarrollar síndrome metabólico. Esto hace que cocinar sea una estrategia de ganar-ganar para mejorar la salud física y mental

Ayuda a las personas a unirse

Cocinar junto con los miembros de la familia o amigos puede ser beneficioso para ambas partes, ya que requiere comunicación y cooperación para llevar los alimentos a la mesa a tiempo. También ayuda a las personas a aprender a manejar los conflictos, ya que podrían tener que comprometer los gustos y preferencias individuales.

Atención plena

Cocinar implica estar presente en el momento, cortar trozos, oler la comida y observar el color de los ingredientes cocinados. De esta manera no estás pensando demasiado en el pasado y contemplando excesivamente el futuro. La actividad te distrae de tus problemas y te ayuda a realizar una pequeña tarea, por lo tanto, te alienta a ser proactivo.

Actividad física

Cocinar requiere actividad física para cortar, remover y agregar ingredientes. Aunque no es comparable a un entrenamiento regular, definitivamente te ayuda a salir de un estilo de vida sedentario, al tiempo que haces elecciones saludables de alimentos. La cocina también proporciona estimulación mental para las personas mayores, con discapacidad y con problemas de salud mental. Les da un sentido de independencia y propiedad sobre su consumo de alimentos.

Te puede interesar: 10 Beneficios para la salud del Magnesio basados en la evidencia

No Hay Más Artículos