fármaco antienvejecimiento

Así actúa la rapamicina, el fármaco antienvejecimiento, en hombres y mujeres

 

El fármaco antienvejecimiento

El efecto de los medicamentos en mujeres y hombres puede diferir significativamente. Esto también se aplica al fármaco antienvejecimiento actualmente más prometedor, la rapamicina, como lo han demostrado ahora investigadores del Instituto Max Planck para la Biología del Envejecimiento en Colonia y el University College London. Informan en Nature Aging que la droga solo prolonga la vida de las hembras de moscas de la fruta, pero no la de los machos.

Además, la rapamicina solo ralentizó el desarrollo de cambios patológicos relacionados con la edad en el intestino de las moscas hembra. Los investigadores concluyen que el sexo biológico es un factor crucial en la eficacia de los fármacos antienvejecimiento.

La esperanza de vida de las mujeres es significativamente mayor que la de los hombres. Sin embargo, las mujeres también sufren con más frecuencia enfermedades relacionadas con la edad y reacciones adversas a los medicamentos . «Nuestro objetivo a largo plazo es hacer que los hombres vivan tanto como las mujeres y también que las mujeres sean tan saludables como los hombres en la vejez. Pero para eso, debemos entender de dónde vienen las diferencias», explica Yu-Xuan Lu, uno de los autores principales del estudio.

La rapamicina prolonga la vida útil solo en moscas hembra

Los investigadores administraron rapamicina, un fármaco antienvejecimiento, a moscas de la fruta machos y hembras para estudiar el efecto en los diferentes sexos. La rapamicina es un inhibidor del crecimiento celular y un regulador inmunológico que normalmente se usa en la terapia contra el cáncer y después de los trasplantes de órganos.

Descubrieron que la rapamicina prolongaba la vida útil y ralentizaba las patologías intestinales relacionadas con la edad en las moscas hembra, pero no en los machos.

Vida más saludable debido a más autofagia

Los investigadores observaron que la rapamicina aumentaba la autofagia, el proceso de eliminación de desechos de la célula, en las células intestinales femeninas. Sin embargo, las células intestinales masculinas ya parecen tener una alta actividad de autofagia basal, que la rapamicina no puede aumentar más. Los científicos también pudieron ver este efecto de la rapamicina en ratones.

Los ratones hembra mostraron una mayor actividad de autofagia después del tratamiento con rapamicina. «Estudios anteriores encontraron que las hembras tenían mayores respuestas a la rapamicina en la extensión de la vida útil que los machos en ratones, ahora descubrimos un mecanismo subyacente de estas diferencias usando moscas», dice Yu-Xuan Lu.

«El sexo puede ser un factor decisivo para la eficacia de los medicamentos antienvejecimiento. Comprender los procesos que son específicos del sexo y determinan la respuesta a la terapia mejorará el desarrollo de tratamientos personalizados», explica Linda Partridge, autora principal del estudio.

Referencias:

  1. Jennifer Regan, Sexual identity of enterocytes regulates autophagy to determine intestinal health, lifespan and responses to rapamycin, Nature Aging (2022). DOI: 10.1038/s43587-022-00308-7