Viviendas cooperativas en la vejez

La cooperativa Sostre Cívic inicia un nuevo proyecto senior de vivienda cooperativa, pionero en Girona: el proyecto Walden XXI en Sant Feliu de Guíxols. Esta iniciativa se ubica en el centro del municipio, en un hotel actualmente en desuso que se convertirá en 27 apartamentos de unos 40 metros cuadrados, en régimen de cesión de uso, donde se instalarán las 35 personas que forman parte del proyecto. Además, el 20% del edificio (unos 800 metros cuadrados) se destinará a espacios comunes, como un gran comedor, lavandería, sala de curas…

A la espera de recibir los últimos permisos, se prevé arrancar las obras el próximo año con la idea de instalarse durante los primeros meses del 2023. De momento, el pasado 19 de julio ya se firmó el contrato de arras con la propiedad y en estos momentos se está trabajando en la consolidación del grupo de personas que entrarán a vivir: más de 40 personas se han mostrado interesadas en formar parte de este proyecto durante el proceso de inscripciones que se abrió este verano.

Madurez y Cohousing. Construyendo alternativas

La compra del hotel supone una inversión de dos millones de euros, que se financiará con la aportación inicial de 40.000-45.000 euros que hará cada persona socia y a través de un crédito que también servirá para financiar las obras de reconversión del edificio.

Recuperación de patrimonio en desuso

El edificio donde se llevará a cabo el proyecto es el antiguo hotel Jecsalis, que fue construido en 1970 y funcionó durante años como un humilde establecimiento de dos estrellas. Con este proyecto, se quiere recuperar el inmueble actualmente sin uso a la vez que se capta patrimonio privado para pasar a manos cooperativas bajo principios del bien común y no especulativos.

Además, la intención de la propuesta de rehabilitación es conseguir una edificación que sea respetuosa con su entorno natural y lo más autosuficiente posible en el ámbito energético.

Una vejez activa y autogestionada

El modelo de vivienda cooperativa senior nace como una respuesta colectiva para hacer frente a la soledad y el aislamiento, uno de los problemas más graves que sufre la gente mayor en la actualidad.

Basándose en unos intereses compartidos y con el objetivo de mejorar la vida de las personas que viven y su entorno, se reservan espacios privados a la vez que se disponen de una serie de espacios comunes para el encuentro, el apoyo mutuo y las actividades compartidas.