La participación y protagonismo de las personas mayores

La formación de personas mayores, el envejecimiento activo real o la potenciación del talento senior para “dar más vida a la vida” en la vejez ha sido, un año más –y van 41– el ámbito de trabajo que durante este año han desarrollado las aulas senior de Galicia, Ategal. La entidad celebró este miércoles en Santiago de Compostela la clausura del fin de curso 2018-2019 de sus ocho sedes de toda la Comunidad.

En el acto estuvieron presentes la directora de la sede de Santiago de Ategal y vicepresidenta de la entidad a nivel autonómico, Paula Sande; el presidente de Ategal, Angel Fagilde; la conselleira de Política Social de la Xunta, Fabiola García; representantes de distintas entidades que colaboran con Ategal como asociaciones de mayores, FEGAUS, Cruz Roja, IV Ciclo, Asociación de Antiguos Alumnos e Alumnas da USC, Afundación, alumnado en prácticas de diferentes titulaciones, VIAQUA, Obra Social ‘la Caixa’ y la Universidade de Santiago de Compostela(USC).

En el transcurso del evento Fagilde anunció una gran novedad para el curso que viene: “gracias a un convenio firmado con la Xunta, en 2019-2020 tendremos más plazas y actividades en todas nuestras sedes, con una gran reducción en la cuantía de la matrícula”. Un particular que matizó Fabiola García: “incrementaremos en un 250 por ciento el presupuesto destinado a Ategal porque esta es una entidad de referencia con una labor imprescindible en nuestra sociedad como es la formación y la atencíon de las personas mayores”. Galicia, señaló, “no se entiende sin las personas mayores” por lo que destacó “la importancia de aprender de la experiencia de ellas para seguir avanzando hacia la construcción de una Galicia mejor”.

La conselleira felicitó al alumnado participante en los programas de Ategal por su “ambición y ganas de ampliar sus conocimientos”. También alabó el “compromiso de la entidad por el bienestar de las personas mayores desde la formación, como herramienta para fomentar la participación, las relaciones sociales y para que se mantengan activas”.

La titular de Política Social garantizó asimismo “el compromiso del Gobierno Gallego con aquellas iniciativas que, como los cursos de Ategal, favorezcan el envejecimiento activo y saludable”. En este sentido, se refirió al “refuerzo de los recursos dirigidos a las personas mayores para que hoy dispongan de más alternativas que nunca y que elijan libremente cómo y dónde vivir esta etapa de la vida”.

Envejecimiento activo, positivo, digno y saludable

Por su parte, Sande subrayó que el envejecimiento activo, positivo, digno y saludable se forja trabajando. Se trata de una cuestión de actitud, de trabajo individual y colectivo, propio y gremial que, paralelamente, debe colaborar en la lucha contra la erradicación de edadismos, de la soledad no deseada en la vejez, de seguir formándose y disfrutando a cualquier edad, de visibilizar a las personas mayores, especialmente las mujeres, y sus nuevas demandas y necesidades como el acceso al ocio, a las TIC, a la cultura y disponer de un lugar en la sociedad en el que se tenga en cuenta el talento y la aportación a la sociedad del colectivo senior. Todo por y con las personas mayores.

No en vano la directora de Ategal recordó los pilares en los que se debería basar el “buen envejecer” como “seguir cuidando la salud, no hacer de la edad una excusa para la resignación; cultivar el conocimiento, el aprendizaje, la cultura, el saber; cuidar el capital social, las relaciones intra e inter personales, salir, confraternizar y disfrutar con los demás; y cuidar el capital financiero”. Y lo más importante: si falla alguno de estos parámetros, solicitar ayuda y traladarlo a nuestro entorno.

Es indispensable, añadió Sande, “tener y potenciar la resiliencia, es decir, la capacidad de adaptarnos, de encontrar soluciones a los cambios que van surgiendo” y hacerlo, matizó, “de forma amable, positiva y con humor”.

En Ategal, comentó, “trabajamos la salud en la vejez desde todos los ámbitos, las actividades de formación y culturales, convivimos celebrando todo lo que podemos e intentamos buscar fondos para que la financiación se resista lo menos posible”. En cuanto a la resiliencia, incidió: “¿no os parece trascendental destacar que llevamos 41 años aprendiendo a levantarnos?”.

Esto, afirmó, “define el trabajo de Ategal, una labor de equipo donde el alumnado, las personas mayores, son el eje motriz” porque, aseguró, “no se concibe el envejecimiento activo sin contar con las propias personas mayores”. En ese sentido, añadió, “hay que responder al nuevo modelo de persona mayor que existe y que a su vez tiene nuevas necesidades y demandas”.

Colaboración, objetivos, resultados

Más de 42 horas semanales de clase presencial en cada sede; 18 seminarios distintos; cursos, talleres y formación en cuatro grandes áreas: cultura, salud, ocupacional y ocio; más de 1.400 alumnos y ocho sedes a pleno rendimiento en Galicia son los principales datos de la labor de este curso Ategal.

Un trabajo en el que colaboran diversas entidades como Obra Social la Caixa, Afundación, Viaqua, los Concellos de Padrón, Santiago o Vigo, las tres universidades gallegas y otras del resto del país, de asociaciones de mayores y la Xunta, lo que permitió que la entidad potenciara o desarrollara nuevos proyectos.

Entre ellos, que Ategal sea ‘Entidad de Acción Voluntaria’ que reconoce oficialmente su trabajo realizado en voluntariado cultural y social desde 1978. O que, en colaboración con el Concello de Compostela pudiera desarrollar el programa ‘Pasos de Saúde’ para impartir talleres de salud, cultura, envejecimiento activo y, sobre todo, acercar toda esta formación al área rural.

Con el apoyo de VIAQUA en las ciudades de Ourense y Santiago, desarrolló el programa ‘Talento Senior. Una salud de cine’ para la autogestión de la salud en la vejez.

Ategal también potenció este año un programa y distintas aulas intergeneracionales que en el curso que viene se verán implementados con el apoyo público y privado.

La entidad ha desarrollado los programas de estimulación cognitiva online, ‘NeuronUp’, en colaboración con la Obra Social la Caixa, pionero en su ámbito que permite la prevención y no tanto en rehabilitación, una forma de hacer llegar además las TIC a las personas mayores. Lo mismo con ‘Senior Lab’, un laboratorio tecnológico en persona para aprovechar el talento senior para las empresas. O la participación en el proyecto ‘Simpático’ junto con la Cruz Roja y la Xunta de Galicia.

 El acto de clausura terminó con la actuación de la Coral de Ategal.